ADVERTISEMENT
Related topics

Uso de microchip subcutáneo en Suecia es tergiversado

January 4, 2022 GMT

LA AFIRMACIÓN: Recientemente el microchip para los humanos se ha vuelto una realidad. Miles de suecos se han implantado en el brazo o la mano un objeto del tamaño de un grano de arroz que almacena toda su información personal.

VERIFICACIÓN AP: Falta contexto. El uso del microchip subcutáneo en Suecia no es algo nuevo. De hecho, se comenzó a utilizar en espacios de trabajo desde 2017 y en 2018 medios de comunicación reportaron que se utilizó para hacer compras de Navidad. Además, el dispositivo almacena únicamente los datos que el usuario decide, no está disponible “toda” su información personal.

LOS HECHOS: A finales de 2021, medios de comunicación internacionales reportaron que en Suecia la firma DSruptive Subdermals había inventado un implante chip que podía albergar el certificado de vacunación COVID-19.

A raíz de eso en redes sociales se viralizó la noticia y los usuarios comenzaron a debatir si el uso del microchip subcutáneo era éticamente correcto. Algunos señalaron que era una forma de controlar a la población, otros señalaron que era una forma práctica de acceder a la información.

En Facebook, una publicación compartida más de 4.200 veces señala que el chip se ha vuelto una realidad recientemente.

“TRIPLE ALERTA, TRIPLE ALERTA. EL MICROCHIP PARA HUMANOS YA LLEGÓ MILES SE LO ESTÁN PONIENDO. ¿PREPARAN AL MUNDO PARA LA “MARCA”? Miles de Suecos ya se han puesto el nuevo microchip en el brazo o en la mano. Toda la información personal de estos individuos está en algo del tamaño de un grano de arroz. Dicen que en los próximos 3 años millones en todo el mundo tendrían acceso a esto que cambiará para siempre nuestra forma de vida. ¿Estamos en los últimos días?”, dice el mensaje que está acompañado de cuatro imágenes.

La primera muestra una mano sosteniendo el microchip, la segunda un hombre colocando su antebrazo frente a un dispositivo antes de entrar a un edificio, la tercera una ilustración de una mano sometida a rayos x en donde se ve el dispositivo y la cuarta el momento en el que un implante está siendo insertado en la mano de un individuo.

Pero, aunque la información de la reciente fabricación de un implante con el pasaporte COVID-19 almacenado sí es reciente, la realidad es que en Suecia el uso de microchips subcutáneos no es nueva.

En abril de 2017, The Associated Press reportó que la empresa sueca Epicenter ofrecía implantar a trabajadores y miembros de la startup microchips del tamaño de granos de arroz que funcionaban como tarjetas magnéticas: para abrir puertas, operar impresoras o comprar batidos con un movimiento de la mano.

En octubre de 2018, el servicio de radiodifusión pública de Estados Unidos (NPR) informó que en Suecia, “miles de personas” se habían insertado microchips en sus manos para

acceder a sus hogares, oficinas y gimnasios; almacenar datos de contacto de emergencia, perfiles de redes sociales o billetes electrónicos para eventos y viajes.

En noviembre de 2018 el Daily Scandinavian informó que ese año los suecos pagarían los regalos de Navidad con microchips implantados. Detalló que más de 4.000 suecos se habían implantado microchips en sus manos para pagar las cosas, ingresar a edificios, acceder a conciertos y compartir a través de las redes sociales.

Por último, aunque es real que este tipo de dispositivos pueden servir para almacenar información de quien lo porta, no es real que éste almacene “toda” su información personal.

DSruptive publicó un comunicado en su web explicando que los implantes se pueden usar para muchas cosas, y que el usuario del chip puede agregar la información que el desee a su dispositivo como enlaces a sitios web, un archivo vcard o un enlace a un certificado covid.

“DSruptive no tiene control sobre la información sobre lo que los usuarios de nuestra tecnología ponen en sus dispositivos”, dice el documento. “Nuestros implantes no se pueden utilizar para rastrear la ubicación de una persona. Los implantes son pasivos, lo que significa que no tienen batería. No pueden transmitir información de forma independiente. Los implantes sólo se activan momentáneamente cuando el usuario los toca con un teléfono inteligente”.

---

Este artículo forma parte del esfuerzo de verificación de datos de The Associated Press para combatir la desinformación que se comparte en línea, e incluye una colaboración con Facebook para identificar y reducir la circulación de noticias falsas que circulan en esta red social.

Aquí encontrarás más información sobre el programa de verificación de datos Facebook: https://www.facebook.com/help/1952307158131536