AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Video incluye afirmaciones incorrectas sobre vacuna contra el COVID-19 y pruebas para detectarlo

December 23, 2020 GMT

A raíz de que en algunos países del mundo comenzó a aplicarse la vacuna contra COVID-19, en redes sociales circulan publicaciones con teorías diversas sobre el virus y la efectividad de la inmunización. Hasta el 22 de diciembre, el virus había dejado más de 1,7 millones de muertes confirmadas.

Un video que se ha compartido miles de veces en Facebook muestra una compilación de grabaciones que se han compartido en redes sociales, y en las que se hacen afirmaciones falsas sobre la vacuna contra COVID-19 y las pruebas rápidas de antígenos para detectar el virus.

A continuación, presentamos la verificación de cada una de ellas.

ADVERTISEMENT


LA AFIRMACIÓN: Las pruebas rápidas de antígenos dan positivo con el puré de manzana, lo que demuestra que no son fiables.

LOS HECHOS: Las pruebas rápidas de antígenos están hechas exclusivamente para uso humano, por lo que cualquier posible resultado obtenidos con algún alimento no tienen validez.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) establece que la prueba de antígenos sólo sirve en humanos, no en animales y tampoco en alimentos.

Por otro lado, la prueba que aparece en la grabación es la “MEDsan SARS-CoV-2 Antigen Rapid Test”. La AP revisó el prospecto del producto y en este se señala que la prueba “sólo es adecuada para examinar la secreción nasofaríngea y/u orofaríngea humana” y que la prueba “no está destinada a ser utilizado para otros fluidos y muestras corporales”.

En el mismo documento se indica que “el kit de prueba es aplicable en el sistema de atención médica y el campo científico de investigación y sólo para uso profesional”. También se señala que para el manejo de la prueba se deben realizar “procedimientos de laboratorio seguros”. Esto quiere decir que, si la prueba no se realiza en las condiciones adecuadas, los resultados pueden variar y no ser válidos.

“No son válidos porque no se sigue el protocolo adecuado”, explicó el médico e infectólogo Alejandro Macías a la AP.

De acuerdo con la FDA, las pruebas de antígeno generalmente proporcionan resultados que diagnostican una infección activa de coronavirus más rápido que las pruebas moleculares, pero las pruebas de antígeno tienen una mayor probabilidad de no detectar una infección activa.


---


LA AFIRMACIÓN: Michael Schnedlitz, legislador austríaco, probó que las pruebas de antígenos son ineficaces al mostrar que incluso el refresco Coca Cola da positivo con esos tests.

ADVERTISEMENT

LOS HECHOS: Como se mencionó anteriormente, cuando las pruebas se realizan bajo condiciones incorrectas y sin protocolos establecidos los resultados no tienen validez.

Dialab GmbH, que es la empresa que produce la prueba que utiliza Schnedlitz, publicó una explicación en su cuenta de Facebook, en la que explicó que el funcionario austriaco no hizo la prueba correctamente. “Estas pruebas siempre deben ser realizadas por personal sanitario o capacitadas, para evitar este tipo de resultados”, se lee en el mensaje.

En el texto, la compañía austriaca señala que Schnedlitz no preparó la muestra de refresco en el buffer (solución amortiguadora o tampón), lo cual permite estabilizar los valores del pH de la sustancia y esto provoca la destrucción de los anticuerpos contenidos en la prueba, que son los que reaccionan ante el virus.

Según el comunicado, lo anterior hace que la marca de positivo se vuelva visible. “Si el test se hubiera realizado de forma correcta, como se indica en el prospecto del producto, habría resultado negativo”, dice el mensaje.

La publicación de la empresa está acompañada de un video en donde se realiza el mismo experimento que realizó el legislador, pero en este caso se mezcla el refresco con el buffer. El resultado obtenido es negativo.

Macías reiteró a la AP que estos resultados positivos se obtienen al no seguir los protocolos establecidos. “El propósito de estos tests no es estar probando Coca-Cola o manzana. No se hicieron para eso”, comentó.


---


LA AFIRMACIÓN: En Estados Unidos, el gobierno puede obligar a los ciudadanos a vacunarse y estos no tienen el derecho a negarse.

LOS HECHOS: Desde octubre, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que las personas tienen derecho a rechazar la vacuna. El presidente electo, Joe Biden también negó que la inoculación sería obligatoria.

En una charla en agosto, organizada por Healthline, Fauci dijo que la vacuna contra el coronavirus no será obligatoria en los Estados Unidos, y agregó que las personas tienen derecho a rechazarla. “No creo que alguna vez se vea una vacuna obligatoria, en particular para el público en general”, dijo el médico. “Si alguien rechaza la vacuna en el público en general, entonces no hay nada que pueda hacer al respecto. No puede obligar a alguien a vacunarse”.

Sin embargo, agregó que algunas industrias pueden exigir la vacuna para los empleados, como la forma en que los Institutos Nacionales de Salud exigen la vacuna contra la influenza para sus trabajadores.

A principios de diciembre, antes de que la vacuna fuera aprobada por la FDA, Biden dijo que los estadounidenses no estarían obligados a tomar una vacuna contra el coronavirus. “Haré todo lo que esté en mi poder como presidente para alentar a la gente a hacer lo correcto y cuando lo hagan, demostrar que importa”, aseguró.

La falsa aseveración surge de un video en el que se muestra una entrevista en streaming con Alan Dershowitz, profesor de leyes en Harvard, realizada en mayo de este año. En ella, el abogado explica que el gobierno puede obligar a todos los ciudadanos a recibir las vacunas COVID-19 en caso de desarrollarse una.

“Déjeme decirlo muy claramente: usted no tiene ningún derecho constitucional a poner en peligro al público y propagar la enfermedad, incluso si no está de acuerdo. No tienes derecho a no ser vacunado. Y si se niega a vacunarse, el estado tiene el poder de llevarlo literalmente al consultorio de un médico y clavarle una aguja en el brazo ”, dice Dershowitz.

Dershowitz justificó esa conclusion a partir de un fallo de la Corte Suprema de 1905 en el caso conocido como Jacobson vs. Massachusetts.

El caso involucró el federalismo y el poder de los gobiernos locales autorizados en una ley aprobada por Massachusetts y que permitía a los municipios exigir la vacunación contra la viruela de todos los residentes durante los brotes locales. La Junta de Salud de Cambridge emitió tal orden durante una epidemia comunitaria y un individuo anti-vacunas de la época se negó a aplicarsela por lo que fue procesado y, finalmente, condenado por violar la orden.

Posteriormente, el acusado llevó el caso a la Corte Suprema con el argumento de que la ley de Massachusetts y la orden de Cambridge violaban la Constitución de Estados Unidos, pero la Corte Suprema dictaminó que no. “La Ley Suprema del País (la Constitución) no debe invadir el dominio de la autoridad local, excepto cuando sea claramente necesario para hacer cumplir esa ley”, dice el fallo.

Tras la viralización de la entrevista, expertos en derecho han explicado que la decisión de la Corte no defiende el principio de que el gobierno federal, o incluso las autoridades estatales, tienen el poder de obligar a todos a recibir una vacuna porque hay una emergencia de salud. En realidad establece que Estados Unidos no puede imponer un estándar legal nacional en una localidad a menos que lo exija la Constitución, que en este caso no lo fue.


---


LA AFIRMACIÓN: De acuerdo miembros de las Fuerzas Armadas Canadienses la vacuna contra el COVID-19 es una vacuna asesina. Podría dañar tu cuerpo en un mes, en 5 o en 10 años.

LOS HECHOS: Tanto la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech y la de Moderna han sido autorizadas para su aplicación masiva en Canadá, Estados Unidos, México y Reino Unido, entre otros, y ha sido calificada como segura por expertos. También, los reguladores de medicamentos de esos países informaron que, de acuerdo con análisis preliminares, ambas vacunas son seguras y efectivas contra el virus.

Específicamente en Canadá, la agencia reguladora de medicamentos aprobó el pasado 9 de diciembre la vacuna de Pfizer contra COVID-19. “Los canadienses pueden confiar en que el proceso de revisión fue riguroso y que contamos con sistemas sólidos de seguimiento. Health Canada y la Agencia de Salud Pública de Canadá supervisarán de cerca la seguridad de la vacuna una vez que esté en el mercado y no dudarán en tomar acción si se identifica algún problema de seguridad ”, dijo Health Canada en un comunicado.

En el país norteamericano, Health Canadá, se centra principalmente en el tratamiento de individuos, mientras que la Agencia de Salud pública se dirige a poblaciones enteras para evitar que las personas se enfermen o empeoren. Ambos trabajan para limitar los impactos de las enfermedades y discapacidades.

Este 23 de diciembre, Canadá aprobó la vacuna de la firma biotecnológica estadounidense Moderna contra el covid-19, anunció este miércoles el Ministerio de Salud en un comunicado. Health Canadá anunció la aprobación después de completar una revisión de los datos de los ensayos clínicos de la compañía de biotecnología con sede en Massachusetts.

“Los datos proporcionados respaldan favorablemente la eficacia de la vacuna Moderna COVID-19, así como su seguridad”, dijo Health Canada en un aviso que autoriza el uso de la vacuna para personas mayores de 18 años. “No se identificaron problemas de seguridad importantes y no hubo eventos adversos (EA) que pongan en peligro la vida o muertes relacionadas con la vacuna”.

La falsa afirmación sobre la vacuna surge de un video que se grabó durante un rally en contra de un cierre pandémico en el que un cadete canadiense llamado Lesley Kenderesi describió la vacuna como “asesina” y dijo que era “criminal” administrarla a la gente.

El cadete afirmó que representaba los puntos de vista de algunos miembros del ejército y criticó al general retirado Rick Hillier, que dirige el grupo de trabajo de distribución de vacunas de Ontario, y al general de división, Dany Fortin, quien está a cargo de la campaña de logística de vacunas de la Agencia de Salud Pública de Canadá.

De acuerdo con medios de comunicación locales, el ejército canadiense ha iniciado una revisión administrativa y está considerando una acción disciplinaria contra Kenderesi.

“Nos enteramos en la noche del 5 de diciembre que un miembro del Cuadro de Instructores Cadetes, que es un subcomponente de la Reserva de las Fuerzas Armadas Canadienses (CAF), participó en una manifestación pública en Toronto con su uniforme”, dijo el portavoz del Departamento de Defensa Nacional (DND por sus siglas en inglés), Dan Le. Bouthillier. “Estos comentarios no reflejan las opiniones del Gobierno de Canadá ni la política de las Fuerzas Armadas Canadienses ”.


---


LA AFIRMACIÓN: Imágenes muestran a Annastacia Palaszczuk, primera ministra de Australia y a Sadiq Khan, alcalde de Londres, fingiendo que se vacunan contra el COVID-19. En ellos se puede observar que la tapa de las jeringas están puestas al momento de la inoculación.

LOS HECHOS: Annastacia Palaszczuk no es primera ministra de Australia, sino del estado australiano de Queensland. Y el video que se muestra en la compilación no es reciente, en realidad data de abril de este año cuando la funcionaria se aplicó la vacuna contra la gripe.

En ese entonces usuarios de las redes sociales también compartieron el video y aseguraron falsamente que Palaszczuk había fingido su inoculación. Pero en realidad, los usuarios compartieron un videoclip editado.

Cuando la primera ministra de Queensland compareció ante los medios de comunicación para publicitar que iba a recibir una vacuna contra la gripe, sucedió tan rápido que un fotógrafo tuvo que pedir una nueva oportunidad. Ante dicha petición, la trabajadora médica simuló la aplicación de la vacuna pero con la aguja cubierta.

Tanto el piquete real como el simulado fueron grabados por los medios, pero algunos usuarios publicaron el editado.

7NewsBrisbane, que cubrió el evento, publicó el video completo en Twitter. Éste muestra a un trabajador médico limpiando el brazo de Palaszczuk antes de administrar la vacuna y colocando una curita sobre la ubicación de la inyección. Luego, un fotógrafo pide que se repitiera la toma y la mujer lo hizo con una tapa en la aguja.

Palaszczuk también compartió el metraje completo de 7NewsBrisbane en su cuenta de Twitter.

Al final de la compilación se muestran unas fotografías de Sadiq Khan vacunándose. Una de ellas incluye un mensaje en el que se asegura que el alcalde se puso la vacuna contra el COVID-19 con la tapa aún puesta. En la parte superior del video aparece la leyenda: “Las autoridades fingirán vacunarse para que te vacunes. No les creas nada”.

Pero esto tampoco es real, pues las imágenes muestran cuando el funcionario se vacunó contra la gripe, no contra el COVID-19, a finales de septiembre. En ese entonces también usuarios de las redes sociales compartieron la imagen afirmando incorrectamente que Khan sólo fingió vacunarse, pero las autoridades desmintieron las versiones.

En su momento, un portavoz del alcalde de Londres dijo a la AP vía correo electrónico que el alcalde recibió su vacuna contra la influenza en un farmacéutico local el 28 de septiembre.

“Esta foto fue tomada justo antes de que le aplicaran la inyección, razón por la cual el capuchón todavía está en la aguja. Es importante que todas las personas elegibles se vacunen, ya que esta es la mejor manera de protegerse contra la gripe ”, dice el mensaje.


---


Este artículo forma parte del esfuerzo de verificación de datos de The Associated Press para combatir la desinformación que se comparte en línea, e incluye una colaboración con Facebook para identificar y reducir la circulación de noticias falsas que circulan en esta red social.

Aquí encontrarás más información sobre el programa de verificación de datos de Facebook: https://www.facebook.com/help/1952307158131536