ADVERTISEMENT
Related topics

Se suspende Padres-Nacionales, por tiros afuera de parque

July 18, 2021 GMT
Los espectadores se aglomeran en la cueva al interrumpirse el juego entre los Padres de San Diego y los Nacionales de Washington, por un tiroteo cercano al parque, el sábado 17 de julio de 2021 (AP Foto/Nick Wass)
1 of 3
Los espectadores se aglomeran en la cueva al interrumpirse el juego entre los Padres de San Diego y los Nacionales de Washington, por un tiroteo cercano al parque, el sábado 17 de julio de 2021 (AP Foto/Nick Wass)
1 of 3
Los espectadores se aglomeran en la cueva al interrumpirse el juego entre los Padres de San Diego y los Nacionales de Washington, por un tiroteo cercano al parque, el sábado 17 de julio de 2021 (AP Foto/Nick Wass)

WASHINGTON (AP) — El juego de los Padres de San Diego en casa de los Nacionales de Washington se suspendió el sábado en la sexta entrada, luego que el equipo local informó que se había reportado un tiroteo frente al estadio.

Los disparos resonaron dentro del parque, lo cual provocó que varios fanáticos invadieran el dugout en busca de protegerse.

El tiroteo entre personas que viajaban en dos automóviles dejó tres heridos, de acuerdo con Ashan Benedict, subjefe del Departamento de la Policía Metropolitana. Una de las personas heridas era una mujer que asistía al juego y que fue alcanzada mientras estaba frente al estadio, informó Benedict.

No se consideraba que las heridas pusieran en riesgo la vida de la mujer.

Más tarde, dos personas que viajaban en uno de los vehículos ingresaron en un hospital local con heridas de bala, y fueron interrogadas por los investigadores, dijo Benedict. Se desconocía de inmediato la gravedad de sus lesiones..

ADVERTISEMENT

Los investigadores buscaban todavía el segundo vehículo involucrado en el tiroteo.

El sonido de los disparos causó pánico entre los fanáticos que estaban dentro del estadio. Algunos se agacharon para cubrirse, otros se arrojaron debajo de mesas o detrás de las butacas, mientras por los altavoces del inmueble se pedía que la gente permaneciera dentro del recinto.

“Fue una escena caótica”, dijo el jefe de los umpires Mark Carlson, en declaraciones a The Associated Press. “Oímos lo que sonó como disparos. No sabíamos de dónde venían”.

Los Padres habían ingresado recién al terreno para disputar la parte baja de la sexta entrada cuando se escucharon varias detonaciones desde el lado izquierdo del recinto.

Los fanáticos que estaban sentados detrás del jardín izquierdo comenzaron a marcharse por la puerta del bosque central. Poco después, los espectadores que se encontraban por el lado de la inicial abandonaron sus asientos.

Algunos fanáticos se aglomeraron en la cueva de los Padres, del lado de la antesala, en busca de escudarse. Desde el interior del estadio se escuchaban las sirenas.

Ted Borenstein, de 26 años, acudió al juego con su novia, quien celebraba su cumpleaños, y con su mejor amigo. Dijo que los tres la estaban “pasando bien”, cuando oyeron dos detonaciones.

Relató que su primera impresión fue que se estaba ensayando algún espectáculo pirotécnico. No obstante, se percató después de que el asunto era serio, cuando la gente en el graderío comenzó a huir.

Luego vio que el dominicano Fernando Tatis Jr., campocorto estelar de los Padres, “salió del terreno como un rayo”.

En el Diamond Club del estadio, donde Borenstein y sus amigos departían, la gente se escondió debajo de las mesas y sillas, pensando que había un atacante armado dentro del parque.

“La gente se lanzó al piso y se quedó como petrificada. Algunos trataban de calmar a los niños”, añadió. “Yo estaba sorprendido y asustado”.

Los Nacionales anunciaron inicialmente que se había presentado un incidente fuera del parque. En la pantalla electrónica desplegaron un mensaje que pedía a los espectadores permanecer en el interior.

Unos 10 minutos después, el equipo tuiteó: “Se ha reportado un tiroteo fuera de la puerta de la tercera base en el Nationals Park. Se exhorta a los fanáticos a salir del parque por las puertas del jardín central y el jardín derecho esta vez”.

Una treintena de policías, vehículos, ambulancias y camiones de bomberos estaban en la calle aledaña al Nationals Park, por el lado de la antesala. Un helicóptero sobrevoló el estadio.

El tiroteo llega en momentos en que Washington, como muchas otras ciudades de Estados Unidos, enfrenta un número creciente de delitos violentos, incluidos homicidios. Una niña de 6 años murió y cinco personas resultaron heridas el viernes por la noche, durante un tiroteo a unas tres millas (cinco kilómetros) del Nationals Park.

Arman Ramnath, de 27 años y residente en la cercana localidad de Arlington, Virginia, dijo que él y un amigo estaban sentados del lado de tercera en el estadio cuando escucharon algo que parecía fuegos artificiales.

“No estábamos seguros de qué era. Entonces todos comenzaron a agacharse”, relató Ramnath.

Los Padres ganaban 8-4 cuando el juego se interrumpió. Se reanudará el domingo por la tarde, seguido por el encuentro que estaba previsto para el domingo.

Tatis bateó cuatro hits por San Diego. Ryan Zimmerman disparó un jonrón por Washington.

“¡Espero que todos estén bien!”, tuiteó Tatis.