ADVERTISEMENT
Related topics

    Chiefs toman control del Oeste de AFC; buscan ser No. 1

    December 18, 2021 GMT
    Joshua Kelley (27), corredor de los Chargers de Los Ángeles, suelta el balón durante la segunda mitad del juego de la NFL en contra de los Chiefs de Kansas City, el jueves 16 de diciembre de 2021, en Inglewood, California. (AP Photo/Marcio José Sánchez)
    Joshua Kelley (27), corredor de los Chargers de Los Ángeles, suelta el balón durante la segunda mitad del juego de la NFL en contra de los Chiefs de Kansas City, el jueves 16 de diciembre de 2021, en Inglewood, California. (AP Photo/Marcio José Sánchez)
    Joshua Kelley (27), corredor de los Chargers de Los Ángeles, suelta el balón durante la segunda mitad del juego de la NFL en contra de los Chiefs de Kansas City, el jueves 16 de diciembre de 2021, en Inglewood, California. (AP Photo/Marcio José Sánchez)

    KANSAS CITY (AP) — El cambio de rostro de los Chiefs de Kansas City, de su arranque 3-4 al equipo que tiene una racha de siete victorias, se puede acreditar al accionar de su defensiva, y ello se relacionaría con la llegada de Melvin Ingram.

    Resulta ser que Ingram está haciendo algo más que tacleadas y presionar a los quarterbacks rivales.

    Fue Ingram, el defensive end, quien ganó el lanzamiento de la moneda en el arranque del partido y después hizo lo propio para el inicio del tiempo extra. Ello le dio a los Chiefs el balón.

    Patrick Mahomes y Travis Kelce hicieron el resto, al montar una serie ofensiva que logró el touchdown de la victoria por 34-26, la cual mantiene a los Chiefs en el primer lugar del Oeste de la Conferencia Americana.

    “Es algo loco. Hasta el momento que terminó, uno está metido de lleno en el plan de juego”, dijo el entrenador en jefe Andy Reid tras la victoria. “Entonces, cuando termina, te liberas ¡Guau!’ Si pudiera brincar, lo haría de emoción”.

    ADVERTISEMENT

    Los Chiefs (10-4) tienen medio juego de ventaja sobre Nueva Inglaterra y Tennessee, dos equipos que disputarán sus partidos el fin de semana, en la lucha por tener el mejor récord de la Conferencia Americana.

    Tal vez lo más importante es que Kansas City tiene dos juegos de ventaja sobre los Chargers (8-6) en la carrera por la división. Eliminó además la ventaja de los Chargers en el criterio de desempate, tras la victoria que habían obtenido en Kansas City previo en la temporada.

    Fue un gran trabajo de equipo, también.

    La fortalecida defensiva de los Chiefs contuvo a Justin Herbert en 236 yardas por pase, con dos anotaciones y una intercepción. Forzó un balón suelto cerca de la línea de gol y contuvo a Los Ángeles a 4 de 7 en la zona roja.

    Y detuvo a los agresivos Chargers tres veces en cuarta oportunidad, incluido un par de veces cerca de la línea de gol.

    A la ofensiva, Mahomes lanzó para 410 yardas con tres anotaciones. Kelce tuvo el mejor registro de su carrera con 191 yardas, la anotación del empate en el tiempo regular y el touchdown ganador en tiempo extra.

    Tyreek Hill añadió 12 recepciones para 148 yardas y otra anotación. Los Chiefs hicieron lo necesario también por la vía terrestre para mantener ocupada a la defensiva de los Chargers.

    Ahora la atención de los Chiefs está en un complicado cierre de temporada. Enfrentarán a Pittsburgh el día después de Navidad en el cierre de sus partidos en casa. Después viajan a Cincinnati y a Denver, con tres duelos en fila contra rivales con posibilidades de ser equipo comodín.

    QUÉ FUNCIONA

    Los Chiefs han aprendido a lidiar con defensivas que buscan evitar las jugadas grandes, montando series largas que a final de cuentas cumplen el mismo propósito.

    QUÉ FALTA

    Los Chiefs extrañan al tackle defensivo Chris Jones a causa de protocolos de COVID-19. Su ausencia en el centro de la línea fue una de las razones por las que los Chargers corrieron para casi 200 yardas y por las que la defensiva de Kansas City no logró captura de quarterback.