AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Campesinos retienen a 44 uniformados en el sur de México

July 15, 2021 GMT

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Al menos 44 efectivos de la Guardia Nacional, la Fiscalía General y la seguridad pública fueron retenidos en el sureste de México por campesinos desplazados que exigen que les regresen sus tierras originales y se resuelva un conflicto agrario, indicó el jueves una autoridad estatal.

Más de un centenar de habitantes del municipio de Santiago Textitlán, en la Sierra Sur del estado de Oaxaca, mantienen retenidos desde el martes a unos 20 guardias nacionales y 24 funcionarios de la Fiscalía General y la seguridad pública, confirmó a The Associated Press el secretario de gobierno del estado, Francisco García López.

Los pobladores de Santiago Textitlán están utilizando a los funcionarios retenidos como “instrumento de negociación” para que el gobierno les permita el retorno inmediato a la localidad de Río Santiago, de donde fueron desplazados el año pasado tras un confuso incidente en el que desconocidos incendiaron y destruyeron sus viviendas como parte de un conflicto agrario”, explicó García López.

ADVERTISEMENT

“Vamos a seguir la negociación. No va haber fuerza. No nos vamos a meter a la fuerza para sacar a nuestros integrantes de la Guardia Nacional ni a nadie”, afirmó el secretario de gobierno y agregó que todos los funcionarios retenidos se encuentran en buenas condiciones y se les están suministrando alimentos.

En las redes sociales se difundieron fotografías de los habitantes de Santiago Textitlán que con pancartas en mano exigen la presencia de las autoridades de la Secretaría General de Gobierno y del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, para instalar una mesa de negociación y solucionar el conflicto agrario que hay entre pobladores de ese municipio.

García López dijo que funcionarios de la gobernación de Oaxaca y el gobierno federal se encuentran en negociaciones con los campesinos para lograr la liberación de los uniformados.

Al ser preguntado sobre el caso el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó el jueves que los uniformados estén secuestrados y dijo, durante su conferencia matutina, que están en diálogos para resolver la situación.