ADVERTISEMENT
Related topics

AP Explica: ¿Qué tan temible es el Estado Islámico Jorasán?

August 26, 2021 GMT
Varios afganos acostados en camas de un hospital de Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021, luego de que resultaron heridos en los ataques perpetrados afuera del aeropuerto de la capital.(AP Foto/Mohammad Asif Khan)
Varios afganos acostados en camas de un hospital de Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021, luego de que resultaron heridos en los ataques perpetrados afuera del aeropuerto de la capital.(AP Foto/Mohammad Asif Khan)
Varios afganos acostados en camas de un hospital de Kabul, Afganistán, el jueves 26 de agosto de 2021, luego de que resultaron heridos en los ataques perpetrados afuera del aeropuerto de la capital.(AP Foto/Mohammad Asif Khan)

La facción del grupo Estado Islámico a la que los estadounidenses atribuyen los mortales atentados suicidas del jueves afuera del aeropuerto de Kabul surgió en el este de Afganistán hace seis años y se convirtió enseguida en una de las amenazas terroristas más peligrosas del mundo.

A pesar de los años de ataques militares por parte de la coalición liderada por Estados Unidos, el grupo conocido como Estado Islámico Jorasán ha sobrevivido para perpetrar un nuevo ataque masivo mientras Estados Unidos y otros socios de la OTAN se retiran de Afganistán, y mientras los talibanes vuelven al poder.

El presidente Joe Biden señaló la amenaza de atentados del Estado Islámico como razón para cumplir con el plazo del martes y retirar a las fuerzas estadounidenses de Afganistán. Biden culpó al grupo por los ataques del jueves.

El grupo ha efectuado atentados altamente letales a pesar de sus propias y cuantiosas pérdidas. A continuación, una mirada a un grupo letal que influye en el curso de los vuelos desde Kabul y en las acciones de Estados Unidos:

ADVERTISEMENT

___

¿QUÉ ES EL ESTADO ISLÁMICO JORASÁN?

La filial del Estado Islámico en Asia Central surgió en los meses posteriores a que el núcleo de los combatientes del grupo entrara en Siria e Irak, creando un autodenominado califato, o imperio islámico, en el verano de 2014. En Siria e Irak, las fuerzas locales e internacionales necesitaron cinco años de combates para hacer retroceder al califato.

La filial en Afganistán toma su nombre de la provincia de Jorasán, una región que abarcaba gran parte de Afganistán, Irán y Asia central en la Edad Media.

El grupo también se conoce con las siglas ISK, o ISIS K.

___

¿QUIÉNES SON LOS COMBATIENTES DEL ESTADO ISLÁMICO JORASÁN?

El grupo comenzó con varios centenares de combatientes talibanes paquistaníes, que se refugiaron al otro lado de la frontera de Afganistán después de que las operaciones militares los expulsaran de su país de origen.

Allí se les unieron otros extremistas de ideas afines, entre ellos combatientes talibanes afganos descontentos con lo que ellos -a diferencia de Occidente- consideraban las formas excesivamente moderadas y pacíficas del Talibán.

A medida que los talibanes buscaban conversaciones de paz con Estados Unidos en los últimos años, los talibanes decepcionados engrosaron las filas del Estado Islámico, una organización más extremista.

La mayoría de ellos se sentían frustrados porque los talibanes estaban negociando con Estados Unidos en un momento en el que pensaban que el movimiento estaba rumbo a una victoria militar.

El grupo también ha atraído a un importante número de miembros del Movimiento Islámico de Uzbekistán; a combatientes de la única provincia de mayoría suní de Irán; y a miembros del Partido Islámico del Turquestán, formado por uigures, un grupo étnico de religión musulmana del noreste de China.

ADVERTISEMENT

Muchos de ellos se sintieron atraídos por la ideología violenta y extremista del Estado Islámico, que incluye la promesa de un califato para unir el mundo islámico, un objetivo que los talibanes nunca abrazaron.

___

¿QUÉ LOS CONVIERTE EN UNA AMENAZA MAYOR?

Mientras los talibanes han limitado su lucha a Afganistán, el grupo Estado Islámico en Afganistán y Pakistán ha hecho suyo el llamado del Estado Islámico para una yihad mundial contra los no musulmanes.

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) contabiliza decenas de atentados que los combatientes del Estado Islámico han lanzado contra civiles en Afganistán y Pakistán, incluso contra la minoría musulmana chií, así como cientos de enfrentamientos con las fuerzas afganas, paquistaníes y de la coalición liderada por Estados Unidos desde enero de 2017.

Aunque el grupo aún no ha llevado a cabo ataques contra el territorio norteamericano, el gobierno de Estados Unidos cree que representa una amenaza para los intereses de Estados Unidos y sus aliados en el sur y centro de Asia.

___

¿CUÁL ES SU PAPEL CON LOS TALIBANES?

Son enemigos. Aunque los servicios de inteligencia creen que los combatientes de Al Qaeda están integrados en los talibanes, éstos, por el contrario, han llevado a cabo importantes ofensivas coordinadas contra el grupo Estado Islámico en Afganistán.

En ocasiones, los insurgentes talibanes sumaron esfuerzos con las fuerzas afganas respaldadas por Estados Unidos e incluso con fuerzas estadounidenses para expulsar al Estado Islámico de partes del noreste de Afganistán.

Un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato, dijo que el gobierno de Trump había buscado un acuerdo de retirada con los talibanes en 2020, en parte con la esperanza de unir fuerzas con ellos contra la filial del Estado Islámico. El gobierno veía a ese grupo como la verdadera amenaza para Estados Unidos.

___

¿CUÁL ES EL RIESGO AHORA?

Incluso aunque Estados Unidos tenía tropas de combate, aviones y drones artillados estacionados sobre el terreno en Afganistán para vigilar y atacar al Estado Islámico, los militantes de este grupo fueron capaces de continuar con los ataques a pesar de sufrir miles de bajas, señalan Amira Jadoon y Andrew Mines en un informe para el Centro de Combate contra el Terrorismo de West Point.

La retirada está privando a Estados Unidos de su capacidad de ataque sobre el terreno en Afganistán, y amenaza con debilitar también su capacidad de rastrear al Estado Islámico y su planificación de ataques.

Los funcionarios de Biden dicen que el grupo Estado Islámico es sólo una de las muchas amenazas terroristas a las que se enfrenta a nivel mundial.

Insisten en que pueden manejarlo con activos militares y de inteligencia a distancia, afincados en los países del Golfo Pérsico, en portaaviones o en otros sitios más distantes.

Uno de los mayores temores de Estados Unidos al retirar sus fuerzas de combate después de dos décadas es que Afganistán, bajo el gobierno de los talibanes, vuelva a ser un imán y una base para los extremistas que planean ataques contra Occidente.

Esa amenaza, dijo el asesor de seguridad nacional estadounidense Jake Sullivan a la cadena CNN el pasado fin de semana, es algo en lo que “estamos enfocados, con todas las herramientas de nuestro arsenal”.

___

Knickmeyer reportó desde Oklahoma City y Gannon desde Islamabad.