AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

    Tensión entre Moscú y Londres por destructor británico

    June 23, 2021 GMT
    En esta foto provista el 16 de diciembre de 2015 por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia se ve un bombadero ruso Su-24 aterrizar en la base aérea Hemeimeem en Siria. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP, archivo)
    En esta foto provista el 16 de diciembre de 2015 por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia se ve un bombadero ruso Su-24 aterrizar en la base aérea Hemeimeem en Siria. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia vía AP, archivo)

    MOSCÚ (AP) — Una nave de guerra rusa efectuó disparos de advertencia y un avión lanzó bombas el miércoles para obligar a un destructor británico a abandonar aguas en el Mar Negro cerca de Crimea, informó Rusia, al sostener que el barco navegaba por sus aguas territoriales. Sin embargo, Gran Bretaña negó esa versión e insistió en que su barco no fue el blanco.

    Fue el primer incidente desde la Guerra Fría en el que Moscú utiliza munición de guerra para disuadir a una nave de guerra de la OTAN, reflejo del aumento de las tensiones entre Rusia y Occidente.

    El Ministerio de Defensa ruso dijo que su nave de guerra efectuó los disparos después de que el británico HMS Defender desoyó una advertencia luego de penetrar en aguas territoriales y navegar 3 kilómetros (1,6 millas náuticas) cerca de Sevastopol, donde se encuentra la principal base naval rusa en Crimea. El ministerio agregó que un bombardero ruso Su-24 dejó caer cuatro bombas delante de la nave británica para persuadirla a cambiar de rumbo. Minutos después, el buque británico dejó las aguas rusas, de acuerdo con la misma fuente.

    La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, denunció la “grosera provocación británica que desafía el derecho internacional” y dijo que el embajador británico ya fue convocado. El Ministerio de Defensa dijo que también mandó llamar al agregado militar de Reino Unido en Moscú e instó a las autoridades británicas a investigar las acciones de la tripulación.

    El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña negó que el Defender hubiera sido blanco de los disparos o que estuviera en aguas rusas, pero dijo que estuvo en aguas ucranianas.

    “No se han disparado disparos de advertencia contra el HMS Defender”, dijo el ministerio en un comunicado. Agregó que el “barco de la Armada Real está realizando un recorrido inocente a través de las aguas territoriales de Ucrania de conformidad con el derecho internacional”.

    El secretario de Defensa británico, Ben Wallace, dijo que el Defender “llevaba a cabo un tránsito de rutina desde Odessa hacia Georgia a través del Mar Negro”.

    El HMS Defender, un destructor Tipo 45, es parte del Grupo de Ataque de Portaaviones de Reino Unido que actualmente se dirige a la región del Indo-Pacífico. Sin embargo, a principios de este mes se anunció que se separaría temporalmente del grupo para llevar a cabo su “propio conjunto de misiones” en el Mar Negro.

    Rusia se anexó la península ucraniana de Crimea en 2014, una decisión rechazada por la mayoría de los países del mundo. Moscú frecuentemente se queja de la presencia de naves de guerra de la OTAN en el Mar Negro cerca de Crimea y argumenta que es desestabilizadora.

    Turquía, Grecia, Rumania y Bulgaria, todos miembros de la alianza militar, tienen costas en ese mar. Naves de guerra de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros miembros de la alianza atlántica suelen navegar allí en una muestra de apoyo a Ucrania.

    El general Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas rusas, criticó el miércoles el despliegue de buques de guerra de la OTAN cerca de aguas rusas.

    “Los movimientos de los buques de guerra de Estados Unidos y sus aliados han sido claramente provocativos”, dijo Gerasimov en una conferencia de seguridad internacional en Moscú organizada por el Ministerio de Defensa de Rusia. “Crea condiciones previas para los incidentes y no ayuda a aliviar las tensiones en la esfera militar”.

    Denunció que el destructor británico Dragon se introdujo en las aguas rusas cerca de Crimea en octubre y que el destructor estadounidense John McCain violó los límites rusos en el Mar de Japón en noviembre.

    Rusia restringió en abril el movimiento de barcos de Armadas extranjeras cerca de Crimea hasta noviembre, en una medida que generó quejas fuertes de Ucrania y Occidente. Moscú rechazó esas críticas y señaló que las restricciones no interferirían con los envíos comerciales. A principios de este año, Rusia también reforzó sus tropas cerca de la frontera con Ucrania.

    ___

    Lawless colaboró desde Londres.