AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Panamá instala hospitales de campaña ante ascenso de COVID

December 22, 2020 GMT

PANAMÁ (AP) — Panamá —que atraviesa por un ascenso vertiginoso de contagios de coronavirus desde hace más de un mes y que ha atestado las clínicas del país— instalaba el martes hospitales de campaña para atender a pacientes de COVID-19

Uno de éstos —uno de los cuatro que ha donado Estados Unidos— se ensamblaba en el patio del hospital San Miguel Arcángel, que atiende a los habitantes del populoso sector de San Miguelito, uno de los principales focos de contagio durante la pandemia. En el lugar se atenderá a pacientes que requieran hospitalización, que presenten condición médica moderada y que necesiten oxígeno por máscara con reservorio.

ADVERTISEMENT

Las autoridades informaron que tendrá alrededor de 40 camas, una estación de enfermería y por cada cama habrá una enfermera y un médico, además de dos trabajadores de Salud. El centro modular ampliará significativamente la capacidad de atención del hospital San Miguel Arcángel que cuenta con 64 camas en sala y siete en la Unidad de Cuidados Intensivos.

En San Miguelito se cuentan más de 3.500 casos activos y en lo que va de la pandemia ha acumulado 23.823 casos, aproximadamente el 10% del total del país.

Panamá ha instalado hospitales de campaña donados por Estados Unidos en la provincia de Panamá Oeste, la provincia de Darién fronteriza con Colombia y también en el principal hospital de atención de seguridad social en la capital.

También destaca un centro de atención de pacientes leves o moderados de COVID-19, ubicado en la localidad capitalina de Amador, antiguo fuerte militar estadounidense, que cuenta con 160 camas y fue habilitado para paliar la demanda de atención que de los principales hospitales públicos de la capital. Desde su apertura en agosto ha atendido a poco más de un centenar de enfermos por COVID.

Panamá, que tiene a la fecha 214.038 casos acumulados y 3.597 defunciones, ha vuelto a implementar severas restricciones que incluyen una cuarentena total durante Navidad y Año Nuevo en un esfuerzo por frenar el ascenso sostenido de nuevos contagios. También está en proceso de contratar médicos extranjeros para reforzar la atención pública.