ADVERTISEMENT
Related topics

    Corea del Sur sufre su día más mortal de la pandemia

    December 14, 2021 GMT
    Trabajadores médicos toman muestras nasales de personas en un puesto improvisado de pruebas diagnósticas de coronavirus en Seúl, Corea del Sur, el martes 14 de diciembre de 2021. (AP Foto/Ahn Young-joon)
    Trabajadores médicos toman muestras nasales de personas en un puesto improvisado de pruebas diagnósticas de coronavirus en Seúl, Corea del Sur, el martes 14 de diciembre de 2021. (AP Foto/Ahn Young-joon)
    Trabajadores médicos toman muestras nasales de personas en un puesto improvisado de pruebas diagnósticas de coronavirus en Seúl, Corea del Sur, el martes 14 de diciembre de 2021. (AP Foto/Ahn Young-joon)

    SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Sur tuvo el martes su día más letal de la pandemia, conforme el avance imparable de los contagios impulsado por la variante delta presiona los hospitales y hacía que algunos pacientes murieran mientras esperaban una cama.

    Los expertos de salud advirtieron que el sistema médico del país se acercaba con rapidez a su límite, y que las muertes podrían empeorar si el gobierno no dejaba las demoras y titubeos sobre las medidas de distanciamiento social.

    La Agencia Coreana de Control y Prevención de Enfermedades informó de 94 pacientes del virus fallecidos en las últimas 24 horas, y un récord de 906 en estado grave o crítico.

    Los 5.567 nuevos contagios eran los más altos para un martes -los datos al inicio de semana suelen ser más bajos porque se hacen menos pruebas los fines de semana-, lo que indicaba que el virus seguía ganando velocidad después de que el gobierno aumentara un poco las medidas de distanciamiento la semana pasada.

    ADVERTISEMENT

    Los recursos médicos en la populosa capital, Seúl, y las zonas metropolitanas cercanas se agotaban con rapidez, según advirtió Park Hyang, miembro destacado del Ministerio de Salud. En torno al 86% de las Unidades de Cuidados Intensivos designadas para el tratamiento del COVID-19 estaban ya ocupadas. Más de 1.480 pacientes seguían esperando a ser ingresados en hospitales o centros de tratamiento. Al menos 17 enfermos murieron la semana pasada en casa o en centros mientras esperaban a recibir una cama.

    Las autoridades han presionado a los hospitales para que reserven más camas para pacientes de COVID-19 y tratan de acelerar las dosis de refuerzo reduciendo el intervalo entre la segunda y la tercera dosis, de cuatro o cinco meses a tres, a partir de esta semana. Para el martes, más del 81% de los más de 51 millones de habitantes del país habían completado su vacunación, pero sólo el 13% había recibido una dosis de refuerzo.

    Las autoridades podrían decidir si refuerzan sus restricciones esta semana en función del número de contagios y hospitalizados, dijo Park en una rueda de prensa.

    Los expertos señalan que el devastador rebrote en Corea del Sur recalca el riesgo de poner las preocupaciones económicas por delante de la salud pública cuando la contagiosa variante delta ha reducido la efectividad de las vacunas y la mayoría de la gente sigue esperando a su dosis de refuerzo.