AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

OMS: Hay 2 millones de mortinatos al año en el mundo

October 7, 2020 GMT
En esta imagen del 22 de octubre de 2011, un médico examina a una embarazada en el hospital de la mujer en el distrito de Allahabad, estado de Uttar Pradesh, el más poblado de la India. (AP Foto/Rajesh Kumar Singh, archivo)
En esta imagen del 22 de octubre de 2011, un médico examina a una embarazada en el hospital de la mujer en el distrito de Allahabad, estado de Uttar Pradesh, el más poblado de la India. (AP Foto/Rajesh Kumar Singh, archivo)

LONDRES (AP) — Cada año se registran unos 2 millones de mortinatos, la mayor parte de ellos en países en desarrollo, según el primer estimado global publicado el jueves por la Organización Mundial de la Salud y organismos aliados.

La agencia de salud de las Naciones Unidas indicó que tres de cada cuatro mortinatos ocurrieron en el África subsahariana o en el sureste asiático el año pasado. La OMS definió un mortinato como un bebé que nace sin signos vitales después de las primeras 28 semanas de embarazo.

“Cada 16 segundos, una madre en alguna parte sufrirá la indecible tragedia de una muerte fetal”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva del UNICEF. Señaló que la mayoría de los casos podrían evitarse con un mejor monitoreo, atención prenatal adecuada y asistentes de parto capacitados.

ADVERTISEMENT

El informe advirtió que la actual pandemia del coronavirus podría empeorar las cifras a nivel global, y estimó que una reducción del 50% en los servicios de salud durante la pandemia podría resultar en 200.000 mortinatos adicionales el próximo año en 117 países en desarrollo.

La OMS destacó que más del 40% de los casos ocurren durante las labores de parto y podrían evitarse si las mujeres dieran a luz con la ayuda de un trabajador de salud capacitado. Aproximadamente la mitad de los mortinatos en el África subsahariana y Asia central se producen durante las labores de parto, en contraste con apenas el 6% en Europa, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda.

En países desarrollados, la OMS y sus aliados reportaron que las minorías étnicas a menudo tienen una tasa más elevada de muertes fetales. Por ejemplo, en Canadá, el estudio reveló que las mujeres inuit tienen índices casi tres veces más elevados que el resto del país. En Estados Unidos, el riesgo entre las mujeres afroestadounidenses es casi dos veces mayor en comparación con las de raza caucásica.