AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Netanyahu espera que espía Pollard se mude pronto a Israel

November 22, 2020 GMT
Jonathan Pollard (iz), quien pasó más tres décadas preso en Estados Unidos acusado de espiar para Israel, frente a un tribunal en Nueva York el 22 de julio del 2016. (AP Photo/Larry Neumeister, File)
Jonathan Pollard (iz), quien pasó más tres décadas preso en Estados Unidos acusado de espiar para Israel, frente a un tribunal en Nueva York el 22 de julio del 2016. (AP Photo/Larry Neumeister, File)

JERUSALÉN (AP) — El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu celebró el sábado el levantamiento de restricciones de viaje para Jonathan Pollard, el exanalista de la Armada estadounidense sentenciado por espiar para Israel en la década de 1980, y dijo que espera que pronto se mude a Israel.

En un comunicado emitido la tarde del sábado, Netanyahu recordó que durante muchos años trabajó en aras de la libertad de Pollard. No ofreció una fecha exacta en que Pollard llegaría a Israel.

“El primer ministro espera ver a Jonathan Pollard en Israel pronto, y junto con todo el pueblo de Israel, le manda sus mejores deseos a él y a su esposa Esther”, indicó el comunicado del despacho de Netanyahu.

ADVERTISEMENT

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el viernes que Pollard había cumplido con la fase de su libertad condicional, dejándolo libre para emigrar a Israel. Sus abogados señalaron que ha sido su deseo desde hace tiempo.

El abogado de Pollard, Eliot Lauer, dijo al Canal 12 de la televisión israelí que Pollard “está encantado” de poder mudarse a Israel, pero advirtió que ello tomará un tiempo porque la esposa de Pollard está bajo un tratamiento por cáncer. Lo más probable es que el traslado ocurra dentro de unas cuantas semanas, especuló el canal de televisión.

Pollard, un analista civil de inteligencia para la Armada de Estados Unidos, vendió secretos militares a Israel mientras trabajaba en el Pentágono en la década de 1980. Fue arrestado en 1985 después de tratar infructuosamente de obtener asilo en la Embajada de Israel en Washington y se declaró culpable. El caso de espionaje fue una vergüenza para Israel y por años afectó las relaciones con Estados Unidos.

Pollard recibió una cadena perpetua, y oficiales de Defensa y de inteligencia de Estados Unidos se manifestaron constantemente en contra de la liberación de Pollard. Pero después de pasar 30 años en una prisión federal, fue liberado el 20 de noviembre de 2015 bajo libertad condicional.

En ese entonces, sus abogados dijeron que él estaría obligado a permanecer en Estados Unidos por cinco años, si bien instaron al entonces presidente Barack Obama a que le otorgara clemencia y permiso para mudarse a Israel de inmediato. Sin embargo, la Casa Blanca rápidamente descartó esa posibilidad argumentando que Pollard había cometido “crímenes muy serios”.

Las autoridades estadounidenses recientemente le levantaron las restricciones de viaje a Pollard.