ADVERTISEMENT
Related topics

    Última semana muestra descenso de contagios de COVID en Cuba

    August 30, 2021 GMT

    LA HABANA (AP) — Luego de meses de un incremento sostenido de los contagios del nuevo coronavirus, que llevó a Cuba al borde del colapso sanitario, las cifras diarias de casos positivos comenzaron a mostrar una caída en los últimos seis días, informaron las autoridades.

    El director de Epidemiología de la isla, Francisco Durán, indicó que este lunes se reportaron, con cierre al domingo, 6.065 muestras positivas para COVID-19, un descenso notable contra el pico reportado el 24 de agosto de 9.907 casos.

    El rebrote iniciado a comienzos de año no ha podido ser controlado hasta ahora, poniendo al sistema de salud pública de la isla al borde del colapso con infraestructuras abarrotadas, falta de medicinas e insumos y personas denunciando abandono o negligencia. Provincias como Matanzas, Ciego de Ávila y ahora Cienfuegos y Pinar del Río estuvieron en el foco de la tensión.

    “Hay una discreta disminución de la incidencia de la enfermedad”, dijo durante una conferencia televisada Durán, para quien todavía “es una cifra elevada”. “Paulatinamente se va disminuyendo en los últimos tres días el número de casos confirmados”. La víspera fueron 6.277 y el sábado 6.800.

    ADVERTISEMENT

    También están subiendo la cantidad de altas sobre los nuevos ingresos, lo cual para el galeno es un indicador positivo. Desde el inicio de la pandemia Cuba ha sumado 646.513 casos de los cuales fallecieron 5.219.

    Cuba lleva adelante una campaña de vacunación masiva con productos propios, Soberana 02, Soberana Plus -del Instituto Final- y Abdala, del Centro de Ingeniería Genética e Inmunología. Pero este fin de semana se informó que en la provincia de Cienfuegos se aplicará un esquema de dos dosis de Sinopharm, un inmunizante de origen chino.

    La aplicación de esta vacuna fue una sorpresa pues el gobierno de la isla siempre había defendido las propias vacunas -las únicas desarrolladas en América Latina- y prometió tener inmunizada al 80% de la población con ellas en agosto.

    Sin embargo, el lunes las autoridades defendieron la aplicación de la vacuna asiática y la directora de Investigaciones del Finlay, Dagmar García, explicó que fue obtenido mediante una donación y que se combinarán cada 21 días dos dosis de Sinopharm y una tercera de Soberana Plus.

    “No es un ensayo clínico, se trata de una estrategia de inmunización que busca maximizar la eficacia sobre la base de combinaciones de vacunas”, indicó García según un reporte del periódico oficial Granma.