ADVERTISEMENT
Related topics

    Afganistán: Bomba en mezquita deja 5 civiles muertos

    October 3, 2021 GMT
    Combatientes talibanes caminan a la entrada de la mezquita Eidgah después de una explosión en Kabul, Afganistán, el domingo 3 de octubre de 2021. (Foto AP/Felipe Dana)
    Combatientes talibanes caminan a la entrada de la mezquita Eidgah después de una explosión en Kabul, Afganistán, el domingo 3 de octubre de 2021. (Foto AP/Felipe Dana)
    Combatientes talibanes caminan a la entrada de la mezquita Eidgah después de una explosión en Kabul, Afganistán, el domingo 3 de octubre de 2021. (Foto AP/Felipe Dana)

    KABUL, Afganistán (AP) — Al menos cinco civiles murieron por la explosión de una bomba frente a una mezquita de Kabul el domingo, dijo un funcionario talibán. Fue el ataque más mortífero en la capital afgana desde que las fuerzas estadounidenses se marcharon a fines de agosto.

    La bomba tuvo como objetivo la mezquita Eidgah en Kabul, donde se llevaba a cabo un servicio conmemorativo para la madre del portavoz talibán Zabihullah Mujahid, quien más tarde tuiteó que el ataque había causado la muerte de civiles. Cinco personas murieron, dijo Qari Saeed Khosti, vocero del Ministerio del Interior.

    Emergency NGO, un hospital financiado por Italia en Kabul, tuiteó que había recibido a cuatro personas heridas en la explosión.

    El área alrededor de la mezquita fue acordonada por los talibanes que mantenían una fuerte presencia de seguridad.

    La explosión puso en evidencia los crecientes desafíos que enfrentan los talibanes pocas semanas después de que tomaron el control de Afganistán en una campaña relámpago, que culminó con la toma de control de Kabul el 1 de agosto. 15.

    Durante sus 20 años de insurgencia, los propios talibanes llevaron a cabo con frecuencia ataques con bombas y tiroteos, pero ahora deben contener a milicianos rivales que utilizan los mismos métodos. Los crecientes desafíos de seguridad se producen en un momento de crisis económica, mientras los talibanes luchan por gobernar al país sin la ayuda extranjera masiva otorgada al gobierno respaldado por Estados Unidos que derrocaron.

    Tres sospechosos fueron arrestados tras la explosión del domingo en Kabul, dijo Bilal Karimi, portavoz de los talibanes. Dijo que los combatientes talibanes no resultaron heridos.

    Mohammad Israil, un residente de Kabul, dijo que escuchó “un sonido fuerte” y vio a la gente huir.

    Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque. Sin embargo, desde que los talibanes tomaron el control de Afganistán a mediados de agosto, los ataques del grupo Estado Islámico contra ellos han aumentado. Esto ha planteado la posibilidad de un conflicto más amplio entre los dos grupos extremistas.

    El Estado Islámico mantiene una fuerte presencia en la provincia oriental de Nangarhar y considera a los talibanes un enemigo. Se ha adjudicado varios ataques contra ellos, incluidos varios asesinatos en la capital provincial de Jalalabad.

    Los ataques en Kabul han sido inusuales hasta ahora, pero en las últimas semanas el Estado Islámico ha mostrado señales de que está expandiendo su presencia más allá del este y más cerca de la capital. El viernes, combatientes talibanes asaltaron un escondite del Estado Islámico al norte de Kabul, en la provincia de Parwan. La redada se produjo después de que una bomba del grupo extremista en una carretera hiriera a cuatro combatientes talibanes en la zona.