AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

COVID-19: Hospitales de California se preparan para lo peor

January 7, 2021 GMT
Personal médico le hace una prueba de COVID-19 a una mujer en una carpa en Los Ángeles el 5 de enero del 2021. (AP Photo/Damian Dovarganes)
Personal médico le hace una prueba de COVID-19 a una mujer en una carpa en Los Ángeles el 5 de enero del 2021. (AP Photo/Damian Dovarganes)

LOS ÁNGELES (AP) — Abrumados por el nuevo brote de coronavirus, los hospitales de California se preparan para lo peor: La posibilidad de verse obligados a negar ciertos servicios por falta de personal y de camas.

Esperan no llegar a ese extremo. Pero el virus está descontrolado tras las reuniones familiares del Día de Acción de Gracias y solo Arizona supera a California en casos per cápita en Estados Unidos.

El estado ordenó esta semana a los hospitales de los barrios más golpeados que demoren muchas operaciones electivas para disponer de más espacio para los pacientes de COVID-19.

ADVERTISEMENT

En el condado de Los Ángeles, el Hospital Metodista de California del Sur designó un equipo que hace evaluaciones diarias “de la severidad de los pacientes más enfermos para ofrecer los recursos a quienes más los necesitan”, expresó el director de estrategias Cliff Daniels.

El hospital no está negando servicios por ahora “y esperamos no tener que hacerlo”, dijo Daniels.

Sin embargo, el portal del hospital tiene la siguiente advertencia: “Si un paciente está tan grave que es poco probable que sobreviva... ciertos recursos pueden ser asignados a otro paciente con mejores posibilidades de sobrevivir”.

El condado de Los Ángeles, el más poblado de la nación, con 10 millones de residentes, es uno de casi dos docenas de condados del sur de California y del Central Valley que básicamente ya no tienen camas para pacientes del COVID-19 en sus unidades de cuidados intensivos.

Las autoridades sanitarias advirtieron el miércoles que se espera que mucha gente requiera hospitalización por al menos tres semanas luego de contraer el virus tras ignorar las reglas de distanciamiento social en la Navidad y el Año Nuevo.

Se ha pedido a los hospitales que todavía tienen camas libres que acepten pacientes de otras instituciones que ya no tienen espacio en sus UCIs, pero la mayoría dicen que todas sus camas están ocupadas y que los pacientes que no sufren el COVID-19 permanecen en corredores, carpas y cafeterías.

En el condado de Santa Clara, al norte, con 2 millones de residentes, todos los días llegan un centenar de pacientes a los hospitales, según las autoridades sanitarias.

“Todavía no hemos tenido situaciones en las que dos pacientes no pueden respirar y solo una recibe un respirador”, manifestó el doctor Ahmad Kamal, director de Healthcare System Preparedness. “Es horrible, pero puede pasar”.

California registró su segunda cifra de muertos en un día más alta el miércoles, con 459 decesos. En la última semana fallecieron en total 2.504 personas. Hay más de 250.000 casos semanales nuevos y es previsible que los hospitales sigan desbordados.

ADVERTISEMENT

La campaña de vacunaciones es lenta, según el gobernador Gavin Newsom, y tomará semanas, si no meses, contener la propagación del virus.

Las autoridades calculan que un 12% de las personas a las que se les detecta el COVID-19 tendrán que ser hospitalizadas.

“Son cifras extraordinarias”, expresó Carmela Coyle, presidenta y CEO de la Asociación de Hospitales de California. “No podemos evitar estos números. Necesitamos la ayuda del estado”.

Coyle opinó que las autoridades estatales deberían dar la orden de que muchos pacientes que se recuperan del virus sean enviados a clínicas y geriátricos con personal especializado, a pesar del temor de que esto contribuya a generar contagios. En muchos condados eso no está permitido ahora.

“En las próximas semanas deberíamos concentrarnos en salvar vidas”, afirmó Coyle.

En el condado de Los Ángeles, donde se registran más de 200 muertes diarias, la tasa de casos nuevos de COVID-19 se casi duplicó respecto a diciembre, de acuerdo con las autoridades sanitarias.

Hay más de 8.000 pacientes de COVID-19 hospitalizados —una quinta parte de ellos en UCIs— y más de un tercio de las camas para adultos de los hospitales son ocupadas por pacientes con el coronavirus, según la directora de salud pública del condado Bárbara Ferrer.

“Esta es una crisis de proporciones épicas”, dijo Ferrer.

___

Thompson informó desde Sacramento. Los reporteros de la Associated Press Bob Jablon (Los Ángeles), Elliot Spagat (San Diego) y Olga Rodríguez (San Francisco) colaboraron en este despacho.