ADVERTISEMENT
Related topics

Maduro acusa a Colombia de intentar descarrilar el diálogo

September 8, 2021 GMT

CARACAS (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro acusó el martes al gobierno colombiano de intentar dar instrucciones a sus adversarios políticos en un intento de descarrilar los diálogos en México entre delegados del gobierno y grupos opositores aliados del dirigente Juan Guaidó.

“Tengo que denunciar ante los venezolanos... las conspiraciones que hay contra el diálogo”, dijo Maduro en un acto de gobierno televisado, destacando que el lunes se “pretendió dar ordenes desde el palacio presidencial (en Bogotá) a miembros de la delegación (opositora) en México para que rompieran las negociaciones”. El gobernante también cito dos tuit del presidente colombiano Iván Duque.

El martes, en su cuenta de Twitter, Duque expresó que “el retorno de la democracia a Venezuela es fundamental y cualquier acuerdo que consolide la dictadura será una tragedia continental que solo fomentará el éxodo y la miseria”.

ADVERTISEMENT

“Frente a los diálogos entre Gobierno interino de Venezuela (Guaidó) y la Dictadura de Maduro es importante tener claro el camino para el bienestar del pueblo hermano: el fin de la Dictadura a través de una elección presidencial lo antes posible, democrática y con observancia internacional”, agregó en otro tuit.

El gobierno de Maduro rompió relaciones con Colombia en 2019 argumentando que Bogotá impulsa planes para forzar su derrocamiento.

Colombia es uno de los países que reconoce a Guaidó como presidente interino después de que él se declarara como tal mientras fue líder de la Asamblea Nacional argumentando que el mandatario socialista fue reelecto en 2018 en unos comicios fraudulentos.

Maduro además consideró que la acción de la Superintendencia de Sociedades de Colombia de tomar en la víspera el control de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos S.A. —una filial de Pequiven, la corporación del Estado venezolano a cargo de producir y comercializar productos petroquímicos-- constituye un acto que busca afectar el diálogo y advirtió que su administración defenderá los intereses de los venezolanos “sin caer en provocaciones”.

La Superintendencia, una entidad estatal que vigila a las sociedades mercantiles, “sometió a control” a Monómeros con el propósito de “ordenar los correctivos necesarios para subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo”. Monómeros es uno de los activos del Estado Venezolano que están bajo control de la oposición tras las sanciones que impuso Estados Unidos.

El lunes se clausuró la primera ronda de negociaciones entre gobierno y oposición en Ciudad de México, donde las partes acordaron “establecer mecanismos de restauración y consecución de los recursos para atender las necesidades sociales de la población con especial énfasis en los efectos de la pandemia por COVID-19” En esta ronda se tenía previsto abordar, entre otros temas, el levantamiento de las sanciones económicas aplicadas por Washington.

El comunicado conjunto no dejó claro si el denominado “acuerdo parcial para la protección social del pueblo venezolano” implicará el levantamiento de algunas de las sanciones impuestas contra el gobierno de Maduro. Las partes han dejado muy claro que nada quedaba cerrado hasta que todo se pactara.

La suspensión de las sanciones económicas y el descongelamiento de los activos de Venezuela en el extranjero es uno de los temas centrales de discusión para el gobierno de Maduro, aunque la administración del presidente estadounidense Joe Biden tiene la última palabra al respecto.

En los diálogos que se retomaron del 3 al 6 de septiembre Noruega funge como facilitador y son respaldados por Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá, entre otros países.