AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Cientos de migrantes sufren el frío en campamento en Bosnia

December 27, 2020 GMT
Migrantes se calientan los pies en una fogata en el campamento de Lipa, noroeste de Bosnia, cerca de la frontera con Croacia, el sábado 26 de diciembre de 2020. (AP Foto/Kemal Softic)
Migrantes se calientan los pies en una fogata en el campamento de Lipa, noroeste de Bosnia, cerca de la frontera con Croacia, el sábado 26 de diciembre de 2020. (AP Foto/Kemal Softic)

BIHAC, Bosnia-Herzegovina (AP) — Centenares de migrantes se encontraban varados el sábado en un precario campamento incendiado de tiendas de campaña en Bosnia, en momentos en que el país es afectado por fuertes nevadas y un súbito descenso de las temperaturas a niveles bajo cero.

Los migrantes en el campamento de Lipa, noroeste de Bosnia, se envolvieron con mantas y bolsas de dormir para protegerse contra los vientos helados que azotan la región fronteriza con Croacia, miembro de la Unión Europea.

Un incendio destruyó esta semana gran parte del campamento, próximo a la localidad de Bihac. Representantes internacionales y grupos de asistencia habían criticado enérgicamente el lugar por considerarlo inadecuado para albergar a refugiados y migrantes.

ADVERTISEMENT

A pesar del incendio, las autoridades bosnias no encontraron nuevo alojamiento para los migrantes en Lipa, dejando a unas 1.000 personas atrapadas en el frío, sin instalaciones ni calefacción, y comiendo sólo los magros paquetes de alimentos facilitados por los grupos de asistencia.

“Ha caído nieve, las temperaturas están bajo cero, no hay calefacción, nada”, dijo en un tuit el jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones en Bosnia, Peter Van Der Auweraert. “Nadie debe vivir en estas condiciones. Necesitamos valor político y acciones ya”.

Bosnia se ha convertido en un punto de congestionamiento de miles de migrantes que tienen la esperanza de llegar a Europa occidental. La mayoría están varados en la región de Krajina, noroeste de Bosnia, donde otras zonas de la nación dividida étnicamente rehúsan aceptarlos. La UE ha advertido a Bosnia que miles de migrantes enfrentan un infierno gélido sin abrigo, y ha pedido a los políticos rivales del país que dejan a un lado sus diferencias y adopten medidas.

El sábado, los migrantes atestaron el campamento para recibir agua y alimentos facilitados por la Cruz Roja de Bosnia mientras la policía intentaba mantener el orden. Algunos migrantes llevaban mascarillas para protegerse del coronavirus.

“¡Estamos viviendo como animales. Incluso los animales viven mejor que nosotros!”, dijo un hombre de Pakistán que se identificó sólo con su primer nombre: Kasim. “Si no nos ayudan moriremos, por favor ayúdennos”.