AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

G. Bretaña relaja confinamiento pese a ola de COVID en la UE

March 29, 2021 GMT
Varias personas avanzan el domingo 28 de marzo de 2021 sobre un camino que conduce al castillo de Windsor, Inglaterra. (Steve Parsons/PA vía AP)
Varias personas avanzan el domingo 28 de marzo de 2021 sobre un camino que conduce al castillo de Windsor, Inglaterra. (Steve Parsons/PA vía AP)

LONDRES (AP) — Gran Bretaña está dando otro pequeño paso para salir del confinamiento, aunque observa con nerviosismo cómo una nueva ola de coronavirus inunda a sus vecinos europeos.

La tasa de vacunación contra el COVID-19 en Gran Bretaña supera a la de las naciones de la Unión Europea, ante lo cual el primer ministro Boris Johnson está relajando el estricto mensaje de “permanecer en casa” que ha restringido las actividades diarias — y mantenido a raya al virus — durante casi tres meses.

A partir del lunes, será reemplazado en Inglaterra con un mensaje para movilizarse sólo a nivel local. Se permitirá que la gente se reúna en grupos de seis personas al aire libre y se autorizará la práctica de deportes como básquetbol, tenis y golf, también al aire libre.

ADVERTISEMENT

Las otras regiones de Gran Bretaña — Escocia, Gales e Irlanda del Norte — están tomando pasos muy similares. En Gales, miles de personas acudieron el sábado a las playas y a sitios en las montañas, después de que las autoridades suspendieron las restricciones a los viajes que han estado vigentes desde diciembre.

La mayoría de los negocios que no son considerados esenciales continúan cerrados, junto con las tabernas, los restaurantes, los gimnasios, los cines, los teatros, los museos y los estadios deportivos. Millones de trabajadores han sido cesados temporalmente, y el gobierno está pagándoles la mayor parte de sus salarios.

Gran Bretaña ha registrado más de 126.000 fallecimientos por COVID-19, la cifra más elevada de Europa.

Stephen Powis, director médico del Servicio Nacional de Salud en Inglaterra, exhortó a la gente a seguir apegándose a las normas y a limitar su contacto con otras personas, diciendo que el hecho de que se relaje el confinamiento “no significa que hayamos concluido el trabajo”.

“Hemos hecho enormes avances sobre los que tenemos que seguir construyendo y no dilapidar las ganancias que hemos logrado”, escribió en el periódico Sunday Telegraph.