Related topics

    Jefe del Pentágono habla con homólogo chino por primera vez

    April 20, 2022 GMT
    El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante una reunión con el secretario de Defensa Nacional de Filipinas, Delfin Lorenzana, en el Pentágono, el 18 de abril de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)
    El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante una reunión con el secretario de Defensa Nacional de Filipinas, Delfin Lorenzana, en el Pentágono, el 18 de abril de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)
    El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante una reunión con el secretario de Defensa Nacional de Filipinas, Delfin Lorenzana, en el Pentágono, el 18 de abril de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)
    El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante una reunión con el secretario de Defensa Nacional de Filipinas, Delfin Lorenzana, en el Pentágono, el 18 de abril de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)
    El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante una reunión con el secretario de Defensa Nacional de Filipinas, Delfin Lorenzana, en el Pentágono, el 18 de abril de 2022, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)

    WASHINGTON (AP) — El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, habló el miércoles con su homólogo chino por primera vez desde que se convirtió en jefe del Pentágono hace más de un año, rompiendo un punto muerto en las comunicaciones que los funcionarios estadounidenses consideraban cada vez más peligroso, en medio de la preocupación de que Beijing pudiera brindar apoyo militar a la guerra de Rusia en Ucrania.

    Austin considera a China el principal desafío a largo plazo del ejército estadounidense, pero se ha visto obligado a centrarse en gran medida en Rusia este año. El secretario solicitó la conversación telefónica con el general Wei Fenghe después de meses de esfuerzos fallidos para hablar con el general Xu Qiliang, el oficial uniformado de mayor rango en la estructura militar del Partido Comunista que gobierna China.

    Austin quería hablar con Xu porque, como vicepresidente de la Comisión Militar Central del partido, que controla el Ejército Popular de Liberación, Xu es más influyente que Wei. Sin embargo, Beijing insistió en apegarse al protocolo y hacer que Austin hablara con Wei, quien oficialmente es su contraparte como ministro de Defensa, pero está por debajo de Xu en la jerarquía y tiene menos influencia operativa militar.

    ADVERTISEMENT

    Los predecesores de Austin solían hablar con Wei, más recientemente el 6 de agosto de 2020, cuando el entonces secretario de Defensa, Mark Esper, le planteó una solicitud de Washington para una mayor transparencia sobre los orígenes del COVID-19 y otros temas.

    Austin no esperaba un gran avance en temas clave con Wei cuando hizo la llamada en un enlace telefónico seguro, según un alto funcionario de defensa que participó en el acuerdo de la llamada y habló bajo condición de anonimato antes de ella.

    En una breve declaración después de la llamada, el Pentágono dijo que Austin y Wei analizaron las relaciones de defensa entre Estados Unidos y China, los problemas de seguridad regional y la “invasión no provocada de Rusia a Ucrania”. No ofreció detalles.

    Austin pretendía que la llamada, que duró unos 45 minutos, fuera una continuación de la videollamada del presidente Joe Biden con el presidente Xi Jinping el 18 de marzo, en la que expuso las duras consecuencias que enfrentarían los chinos si brindaban asistencia militar o económica para la guerra de Rusia en Ucrania. La Casa Blanca no dio indicios de que Biden haya recibido garantías del líder chino y no quedó claro de inmediato cómo respondió Wei el miércoles.

    Desde hace años, Washington ha presentado a China como una nación que busca remodelar el orden internacional para hacer valer mejor sus intereses nacionales y construir suficiente fuerza militar para al final desplazar a Estados Unidos como la potencia dominante en Asia.

    ADVERTISEMENT

    La relación entre Estados Unidos y China se ha vuelto más tensa en varios niveles desde el comienzo de la presidencia de Biden. El mandatario estadounidense ha criticado repetidamente a China por las provocaciones militares contra Taiwán, los abusos de los derechos humanos contra las minorías étnicas y los esfuerzos para sofocar las democracias en Hong Kong. Los funcionarios estadounidenses también han expresado preocupación por el arsenal nuclear chino, que es menos grande que el de Estados Unidos.

    Austin también planteó las preocupaciones de Estados Unidos sobre las actividades chinas en el Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental y planteó las preocupaciones estadounidenses sobre el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

    La relación entre Estados Unidos y China, tensa durante mucho tiempo, puede haber alcanzado un nuevo punto bajo con la invasión rusa. En ocasiones, Beijing ha buscado distanciarse del conflicto, pero evita criticar directamente a Moscú.

    ___

    Los periodistas de The Associated Press Matthew Lee en Washington y Joe McDonald en Beijing contribuyeron para este despacho