AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Nicaragua arranca campaña de vacunación con Sputnik V

March 2, 2021 GMT

MANAGUA (AP) — Nicaragua inició el martes su campaña de inmunización contra COVID-19 administrando la vacuna rusa Sputnik V de forma voluntaria a personas con enfermedades crónicas, informaron fuentes oficiales.

La ministra de Salud, Carolina Dávila, asistió a la vacunación de los primeros pacientes en la unidad de hemodiálisis del hospital público Cruz Azul, ubicado en Managua, la capital.

Marco Antonio Arauz, un paciente con trastornos renales y originario de la vecina ciudad de Masaya, fue el primer nicaragüense en recibir la vacuna rusa.

“De aquí al 22 de marzo esperamos cubrir todos los pacientes con enfermedades crónicas en los 16 hospitales del país”, dijo la ministra Dávila.

ADVERTISEMENT

Quienes acceden a vacunarse deben firmar una constancia en la que aclaran que lo hacen de forma voluntaria. El documento señala: “Eximo al gobierno de Nicaragua y al Ministerio de Salud de toda responsabilidad ante eventos relacionados con ello” (la vacunación), según una copia de la carta a la que AP tuvo acceso.

El pasado 23 de febrero, el gobierno de Nicaragua recibió un primer lote de vacunas Sputnik V y espera recibir próximamente unas 200.000 dosis del laboratorio AstraZéneca mediante el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, declaró que en esta primera fase se vacunará a personas con afecciones renales, oncológicas y otras enfermedades crónicas que estén recibiendo atención en el sistema público de salud.

López no reveló cuándo se inmunizará al personal de los hospitales y centros de salud del país. Tampoco se conoce si el presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo y otros funcionarios del gobierno ya han recibido la vacuna.

“Hemos cumplido esta primera jornada en orden, según lo previsto”, comentó escuetamente Murillo a la televisión estatal, al referirse al inicio de la vacunación.

El gobierno de Nicaragua ha sido criticado por no tomar medidas extremas frente a la pandemia y, por el contrario, promover actos masivos y aglomeraciones.

Según el más reciente informe oficial de salud, en la semana del 23 de febrero al 2 de marzo presente se reportaron 44 casos positivos de coronavirus y una muerte a causa de la enfermedad.

Desde que la pandemia apareció en el país, hace casi un año, el gobierno registra 5.176 casos positivos, 4.958 recuperados y 174 fallecidos. Sin embargo, el Observatorio Ciudadano, una red de activistas y médicos independientes, reporta casi 13.000 casos sospechosos y 2.970 muertes desde marzo de 2020.