ADVERTISEMENT
Related topics

La policía de Indonesia arresta a cazador de elefantes

August 19, 2021 GMT
Policías escoltan a un presunto cazador de elefantes y los compradores del marfil para su presentación en una conferencia de prensa en el cuartel general policial en Aceh Oriental, Indonesia, el jueves, 19 de agosto del 2021.  (AP Foto/Riska Munawarah)
Policías escoltan a un presunto cazador de elefantes y los compradores del marfil para su presentación en una conferencia de prensa en el cuartel general policial en Aceh Oriental, Indonesia, el jueves, 19 de agosto del 2021. (AP Foto/Riska Munawarah)
Policías escoltan a un presunto cazador de elefantes y los compradores del marfil para su presentación en una conferencia de prensa en el cuartel general policial en Aceh Oriental, Indonesia, el jueves, 19 de agosto del 2021. (AP Foto/Riska Munawarah)

BANDA ACEH, Indonesia (AP) — La policía indonesia anunció el jueves el arresto de un cazador de elefantes en la provincia de Aceh, junto con cuatro personas que compraron marfil de un animal que él mató.

El elefante fue encontrado decapitado el 11 de julio en una plantación de palma en Aceh Oriental, dijo la policía. Las autoridades locales trabajaron con el Centro de Conservación de Recursos de Aceh para investigar la muerte.

“El equipo encontró indicios de que el elefante fue envenenado antes de ser matado. El equipo además encontró la cabeza sin colmillos a 300 metros del lugar”, dijo el jefe de policía de Aceh Oriental, Eko Wdiantoro, en comentarios a reporteros.

La policía arrestó a un individuo el 10 de agosto y éste admitió que había tratado de matar elefantes cinco veces desde 2017, usando veneno, pero que solamente lo había conseguido dos veces, incluyendo la muerte reciente, dijo Widiantoro. El 19 de julio, él y un cómplice envenenaron mangos cerca de una manada de elefantes salvajes y mataron a un elefante débil dos horas más tarde con un hacha, dijo. El cómplice no ha sido capturado.

ADVERTISEMENT

El individuo dijo que le vendió el marfil a alguien en Aceh Oriental, quien a su vez lo vendió a compradores en las provincias de Aceh y Java Occidental. El último comprador, un artesano en Java Occidental, labró una daga y una pipa, dijo Widiantoro.

Todos los compradores fueron arrestados y quedaron detenidos en una estación de policía en Aceh Oriental junto con el cazador, dijo. Enfrentan hasta cinco años en prisión y mutas de 100 millones de rupias (7.000 dólares) si son declarados culpables.

En los últimos siete años, se han descubierto 46 elefantes muertos en Aceh, la provincia más occidental de Indonesia. Muchas muertes fueron atribuidas a cazadores ilegales y conflicto con humanos.