AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Francia acusa a presunto organizador de fiesta ilegal

January 4, 2021 GMT
Esta fotografía proporcionada el sábado 2 de enero de 2021 por Techno+ Association muestra una carpa durante una fiesta clandestina en Lieuron, Francia. (Techno+ vía AP)
Esta fotografía proporcionada el sábado 2 de enero de 2021 por Techno+ Association muestra una carpa durante una fiesta clandestina en Lieuron, Francia. (Techno+ vía AP)

PARÍS (AP) — Un presunto organizador de una fiesta ilegal por el Año Nuevo a la que asistieron al menos 2.500 personas en el occidente de Francia y duró más de un día, fue acusado el lunes de poner en riesgo vidas durante el toque de queda y otras restricciones debido al coronavirus.

El hombre de 22 años también enfrenta a cargos por daños a propiedad y por drogas, entre otras faltas, y fue puesto bajo custodia, informó en conferencia de prensa el fiscal Philippe Astruc.

Juerguistas de Francia y otros países llegaron la noche del jueves a un hangar en Lieuron, Bretaña, para festejar la llegada del Año Nuevo. Se retiraron la mañana del sábado, aproximadamente 36 horas después. Funcionarios dijeron que los asistentes a la fiesta atacaron a la policía la primera noche, incendiaron un vehículo policial e hirieron levemente a tres agentes con botellas y rocas.

ADVERTISEMENT

El sospechoso fue arrestado el sábado después de que la policía encontró dinero, drogas y equipo de sonido en Iffendic, un pueblo en Bretaña.

La policía ha multado a más de 1.600 personas, incluidas a 1.200 por violar las restricciones relacionadas con el virus y a más de 200 por cargos criminales por drogas, agregó Astruc. Menos del 5% de los participantes usaron mascarilla durante la fiesta, agregó.

La investigación también demostró que drogas ilícitas fueron suministradas en el lugar, informó el fiscal.

La fiesta se llevó a cabo a pesar del toque de queda nocturno que rige a nivel nacional en Francia, que intenta disuadir a personas de reunirse durante la pandemia.

La Agencia de Salud Regional de Bretaña advirtió que los asistentes a la fiesta estaban en alto riesgo de propagar el virus y exhortó a los participantes a aislarse una semana y hacerse una prueba en siete días.

Francia ha reportado más de 65.000 muertes por el coronavirus.