Related topics

    Biden, “convencido” de que Putin ha decidido invadir Ucrania

    February 19, 2022 GMT
    Un soldado de la Guardia Nacional ucraniana custodia un puesto de control móvil junto a agentes de los servicios de seguridad y policías durante una operación conjunta, en Kharkiv, Ucrania, el 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)
    Un soldado de la Guardia Nacional ucraniana custodia un puesto de control móvil junto a agentes de los servicios de seguridad y policías durante una operación conjunta, en Kharkiv, Ucrania, el 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)
    Un soldado de la Guardia Nacional ucraniana custodia un puesto de control móvil junto a agentes de los servicios de seguridad y policías durante una operación conjunta, en Kharkiv, Ucrania, el 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)
    1 of 3
    Un soldado de la Guardia Nacional ucraniana custodia un puesto de control móvil junto a agentes de los servicios de seguridad y policías durante una operación conjunta, en Kharkiv, Ucrania, el 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)
    1 of 3
    Un soldado de la Guardia Nacional ucraniana custodia un puesto de control móvil junto a agentes de los servicios de seguridad y policías durante una operación conjunta, en Kharkiv, Ucrania, el 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka)

    KIEV, Ucrania (AP) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el viernes que está “convencido” de que su homólogo ruso, Vladimir Putin, ha decidido invadir Ucrania, incluido un asalto a la capital, mientras las tensiones se intensificaban a lo largo de la línea militarizada con ataques que Occidente ha llamado “de falsa bandera” con la intención de establecer un pretexto para la invasión.

    Un convoy humanitario fue alcanzado por artillería y rebeldes prorrusos evacuaron a civiles de la zona de conflicto. Hubo una explosión de un coche en la ciudad oriental de Donetsk, pero no se registraron víctimas.

    Después de semanas en las que Estados Unidos afirmaba que no estaba seguro de que Putin hubiera tomado la determinación de invadir, Biden indicó que esa valoración había cambiado, y citó a los servicios de inteligencia estadounidenses.

    ”En este momento estoy convencido de que ha tomado la decisión”, aseveró Biden. “Tenemos razones para creerlo”. Reiteró que el asalto podría producirse en los “próximos días”.

    ADVERTISEMENT

    Mientras tanto, el Kremlin anunció simulacros nucleares masivos para mostrar su poderío militar, y Putin prometió proteger los intereses nacionales de Rusia contra lo que considera amenazas occidentales.

    Biden reiteró su amenaza de imponer duras sanciones en caso de que Rusia consume una invasión, e instó a Putin a que se replantee su forma de actuar. Dijo que Estados Unidos y sus aliados occidentales estaban más unidos que nunca para asegurarse de que Rusia pague el precio de una eventual invasión.

    Funcionarios estadounidenses y europeos, centrados en los aproximadamente 150.000 efectivos rusos desplegados cerca de las fronteras de Ucrania, advierten que el prolongado conflicto separatista en el este de Ucrania podría ser la chispa que encienda un ataque a gran escala.

    Como un nuevo indicio de que los rusos se están preparando para una posible invasión, un funcionario de defensa estadounidense dijo que entre el 40% y el 50% de las fuerzas terrestres desplegadas en las proximidades de la frontera ucraniana se han trasladado a posiciones de ataque cercanas a la frontera. Este desplazamiento se ha producido desde hace una semana, según otros funcionarios, y no significa necesariamente que Putin haya decidido iniciar una invasión. El funcionario de defensa habló bajo condición de anonimato para discutir las evaluaciones militares internas de Estados Unidos.

    El funcionario también informó de que el número de unidades terrestres rusas conocidas como grupos tácticos de batallones desplegados en la zona fronteriza aumentó a 125 respecto a los 83 de hace dos semanas. Cada grupo táctico de batallón tiene entre 750 y 1.000 soldados.

    ADVERTISEMENT

    Aun así, las líneas de comunicación siguen abiertas: Los jefes de defensa de Estados Unidos y Rusia hablaron el viernes, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, pidió una desescalada, que las fuerzas rusas que rodean Ucrania regresen a sus bases de origen, y una resolución diplomática, según el Pentágono.

    El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, acordaron reunirse la próxima semana.

    Las preocupaciones inmediatas se centraron en el este de Ucrania, donde las fuerzas ucranianas luchan contra los rebeldes prorrusos desde 2014 en un conflicto que ha matado a unas 14.000 personas.

    Hubo una explosión de un coche frente al principal edificio del gobierno en la importante ciudad oriental de Donetsk, según un periodista de The Associated Press en el lugar. El líder de las fuerzas separatistas, Denis Sinenkov, dijo que el coche era suyo, informó la agencia de noticias Interfax.

    No se ha informado de víctimas ni se han confirmado de forma independiente las circunstancias de la explosión. Hombres uniformados inspeccionaron el coche incendiado.

    Los disparos de artillería y de armas de fuego son habituales a lo largo de la línea que separa a las fuerzas ucranianas de los rebeldes, pero la violencia selectiva es inusual en ciudades controladas por los rebeldes, como Donetsk.

    Sin embargo, la explosión y las evacuaciones anunciadas concuerdan con las advertencias de Estados Unidos sobre los llamados ataques de falsa bandera que Rusia utilizaría para justificar una invasión.

    Para aumentar la tensión, a primera hora del sábado, dos explosiones sacudieron la ciudad de Luhansk, controlada por los rebeldes.

    El Centro de Información de Luhansk indicó que una de las explosiones se registró en una tubería de gas natural y los testigos dijeron que la otra se produjo en una estación de servicio para vehículos. No se sabe de momento si hubo heridos o la causa. Las autoridades de Luhansk atribuyeron al sabotaje la explosión de una tubería de gas producida hace poco esta semana.

    Los separatistas de las regiones de Luhansk y Donetsk, que forman el corazón industrial de Ucrania conocido como el Donbás, dijeron que están evacuando a los civiles hacia Rusia. El anuncio parecía formar parte de los esfuerzos de Moscú por contrarrestar el discurso occidental de una invasión rusa y presentar a Ucrania como el agresor.

    Denis Pushilin, jefe del gobierno rebelde de Donetsk, dijo que las mujeres, los niños y los ancianos irían primero, y que Rusia ha preparado instalaciones para ellos. Pushilin alegó en una declaración en video que el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy iba a ordenar una ofensiva inminente en la zona.

    Los metadatos de dos videos publicados por los separatistas que anunciaron la evacuación muestran que los archivos fueron creados hace dos días, según confirmó la AP. Funcionarios estadounidenses han alegado que la campaña de desinformación del Kremlin podría incluir videos pregrabados.

    Las autoridades comenzaron a trasladar a los niños de un orfanato en Donetsk, y otros residentes subieron a los autobuses con destino a Rusia. Se formaron largas filas en las gasolineras mientras más personas se preparaban para salir por su cuenta.

    Putin ordenó a su ministro de emergencias que volara a la región de Rostov, fronteriza con Ucrania, para ayudar a organizar el éxodo, e instruyó al gobierno que ofreciera un pago de 10.000 rublos (unos 130 dólares) a cada evacuado, equivalente a aproximadamente la mitad de un salario mensual medio en el Donbás.

    El ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, dijo que “Ucrania no lleva a cabo ni planea ninguna acción de este tipo en Donbás”. “Estamos plenamente comprometidos con la resolución diplomática del conflicto”, tuiteó.

    ___

    Para ver más información sobre la crisis ucraniana, visita: https://apnews.com/hub/russia-ukraine