AP NEWS
Related topics

EEUU y Seúl aplazan maniobras criticadas por Pyongyang

November 17, 2019
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, a la derecha, y el ministro surcoreano de Defensa, Jeong Kyeong-doo, en una conferencia de prensa en Bangkok, Tailandia, el domingo 17 de noviembre de 2019. (AP Foto/Robert Burns)
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, a la derecha, y el ministro surcoreano de Defensa, Jeong Kyeong-doo, en una conferencia de prensa en Bangkok, Tailandia, el domingo 17 de noviembre de 2019. (AP Foto/Robert Burns)

BANGKOK (AP) — Estados Unidos y Corea del Sur suspendieron de forma indefinida unas maniobras militares como “acto de buena voluntad” con Corea del Norte, indicó el domingo el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper.

Sin embargo, el ministro japonés de Defensa, cuyo país se siente amenazado por los sucesivos lanzamientos de misiles norcoreanos, dijo a Esper que “nadie puede ser optimista” sobre cambiar el comportamiento de Pyongyang.

Las declaraciones del responsable japonés de Defensa, Taro Kono, fueron un sombrío recordatorio de las dificultades que afrontan Washington y sus aliados internacionales en sus intentos de reanudar las negociaciones con Corea del Norte para que renuncie a sus programas de misiles y armas nucleares. La conversaciones iniciadas en 2018 por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han estancado sin fecha para retomarse.

Aunque durante años, el Ejército estadounidense describió sus maniobras conjuntas con Corea del Sur como una forma importante de mantener a tropas y oficiales listos para un combate con poco tiempo de preparación, Trump las ha descrito como un desperdicio de dinero y una provocación a las autoridades norcoreanas.

Esper anunció el aplazamiento en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo surcoreano, Jeong Kyeong-doo, en Bangkok, donde asistían a una conferencia de ministros de Defensa de Asia.

Esper insistió en que no se trataba de una concesión a Corea del Norte, sino de un intento de “mantener la puerta abierta” a la diplomacia para eliminar las armas nucleares norcoreanas.

Pyongyang no pareció responder de forma recíproca. Poco después de la intervención de Esper y Jeong, el Ministerio norcoreano de Exteriores publicó un desafiante comunicado por escrito. En el texto, señaló que no tiene planes de negociar sus programas nucleares, incluso si se reanudaran las conversaciones, a menos que Estados Unidos ofreciera primero hablar sobre la retirada de sus políticas “hostiles” hacia el recluido país asiático.

El comunicado norcoreano también criticó el apoyo de Washington a una reciente resolución de Naciones Unidas que condenaba las violaciones generalizadas de Corea del Norte a los derechos humanos, y afirmó que la resolución demostraba los esfuerzos de Estados Unidos por aislar a Corea del Norte y destruir su sistema político.

Kono, el ministro japonés de Defensa, se reunió con Esper y Jeong tras su conferencia de prensa. En declaraciones a periodistas y fotógrafos en el lugar, Kono dijo que es importante que los tres países mantengan un estrecho diálogo “en la situación actual, en la que nadie puede ser optimista sobre Corea del Norte”.

El ministro japonés describió a Corea del Norte como “una grave amenaza a la paz y la estabilidad” en Japón y toda la región, señalando que en lo que va de año han lanzado “más de 20 misiles este año, incluidos nuevos tipos de misiles y un misil balístico lanzado desde un submarino”, incumpliendo resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.