AP NEWS
Related topics

EEUU restringe el ingreso de personas provenientes de China

January 31, 2020 GMT
El doctor Muntu Davis, de la Oficina de Salud del Condado Los Ángeles, habla con la prensa sobre el nuevo virus surgido en China, en San Gabriel, California, el viernes 31 de enero de 2020. (AP Foto/Damian Dovarganes)
El doctor Muntu Davis, de la Oficina de Salud del Condado Los Ángeles, habla con la prensa sobre el nuevo virus surgido en China, en San Gabriel, California, el viernes 31 de enero de 2020. (AP Foto/Damian Dovarganes)

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos declaró el viernes una emergencia de salud pública y anunció restricciones significativas al ingreso de extranjeros debido al nuevo virus que surgió en China y se ha extendido a otras naciones.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, que está coordinando la respuesta federal, anunció que el presidente Donald Trump ha promulgado una orden que temporalmente prohibirá la entrada a Estados Unidos a extranjeros que hayan viajado a China durante los últimos 14 días, salvo familiares directos de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes. Las nuevas restricciones entran en vigor el domingo a partir de las 5 de la tarde, hora del este.

“Es probable que sigamos viendo más casos en Estados Unidos en los próximos días y semanas, incluyendo algunos contagios limitados de persona a persona”, afirmó Azar. “El público estadounidense puede estar seguro de que el gobierno de Estados Unidos está trabajando con toda su fuerza para salvaguardar la salud y seguridad del pueblo estadounidense”.

Los estadounidenses que regresan de China podrán entrar al país, pero serán revisados en ciertos puertos de ingreso y se les pedirá que se monitoreen durante 14 días para asegurarse de que no representan un riesgo para la salud de otros. Los que vuelvan de la provincia Hubei, el foco del brote, tendrán que estar en cuarentena 14 días.

A partir del domingo, Estados Unidos también enviará todos los vuelos provenientes de China a siete grandes aeropuertos en donde los pasajeros podrán ser revisados.

El virus ha infectado a casi 10.000 personas a nivel mundial en sólo dos meses, una señal preocupante que provocó que la Organización Mundial de la Salud declarara el brote como una emergencia global. La cifra de fallecidos es de 213 personas, todas en China.

Una emergencia de salud pública en Estados Unidos le permite al gobierno utilizar recursos adicionales para enviarlos a los estados, tales como financiamiento de emergencia y, de ser necesario, fármacos o equipos de la reserva nacional, así como suspender ciertos requerimientos legales.

Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que, aunque el riesgo en Estados Unidos es bajo, “quiero hacer énfasis en que esta es una situación global significativa y continúa evolucionando”.

Hay seis casos del virus en Estados Unidos y 191 individuos están siendo monitoreados, agregó Redfield.

___

Moritsugu reportó desde Beijing. Los periodistas de The Associated Press Joe McDonald y Sam McNeil en Beijing, Lauran Neergaard, Darlene Superville, Kevin Freking y Deb Riechmann en Washington, Mike Stobbe y Alexandra Olson en Nueva York, Maria Cheng en Londres, Jamey Keaten en Ginebra, Edith Lederer en las Naciones Unidas, Elaine Ganley en París, Frank Jordans en Berlín y Mari Yamaguchi en Tokio contribuyeron con este despacho.