AP NEWS
Related topics

Conservadores británicos defienden campaña con pocas medidas

November 25, 2019 GMT
El primer ministro británico, Boris Johnson, presenta el Manifiesto el Partido Conservador para las elecciones generales en Telford, Inglaterra, el domingo 24 de noviembre de 2019. (AP Foto/Frank Augstein)
El primer ministro británico, Boris Johnson, presenta el Manifiesto el Partido Conservador para las elecciones generales en Telford, Inglaterra, el domingo 24 de noviembre de 2019. (AP Foto/Frank Augstein)

LONDRES (AP) — El gobernante Partido Conservador Británico defendía el lunes su campaña electoral, que apenas propone medidas concretas, en un intento de conservar su ventaja en los sondeos cuando quedaban poco menos de tres semanas para las elecciones.

El partido del primer ministro, Boris Johnson, ha centrado su campaña en una promesa de “completar el Brexit” y sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea en la fecha prevista del 31 de enero si gana las elecciones del 12 de diciembre.

Aunque el lema suena definitivo, la secretaria de cultura, Nicky Morgan, admitió el lunes que abandonar el bloque solo sería el “primer gran paso” para completar el divorcio, porque después habría negociaciones para trazar una nueva relación comercial con el bloque.

Johnson presionó para celebrar elecciones el 12 de diciembre, con más de dos años de adelanto, con la esperanza de obtener una mayoría parlamentaria y romper el estancamiento político en Gran Bretaña en torno al Brexit. En juego están los 650 escaños del Parlamento.

El partido Conservador, al que los sondeos sitúan por delante del principal grupo opositor, el Partido Laborista, ha optado por la cautela de cara a los 17 días que quedan de campaña.

La formación publicó el domingo un manifiesto, la base de las campañas electorales en el país, con pocas propuestas legislativas más allá del Brexit.

El texto incluye medidas populares como reparar carreteras y recortar algunos pagos en estacionamientos de hospitales, y promete un aumento moderado del gasto público, aunque mucho menor del propuesto por la oposición.

Los laboristas, liderados por Jeremy Corbyn, han planteado una gran expansión del gasto público y las propiedades estatales si ganan las elecciones.

Un aspecto especialmente llamativo en el programa conservador era la ausencia de propuestas sobre cómo financiar el aumento de gasto en asistencia a ancianos y dependientes, pese a las promesas de Johnson sobre que los conservadores abordarían el complicado asunto.

Muchos conservadores creen que una malograda propuesta anterior en la campaña electoral de 2017 -apodada por sus rivales como el “impuesto a la demencia”- le costó al partido su mayoría parlamentaria, lo que a su vez produjo más de dos años de estancamiento políticos en torno a los términos del divorcio con la UE.

Las promesas conservadoras se considerarían modestas si formaran parte de un presupuesto anual, indicó Paul Johnson, del grupo de estudios económicos Institute for Fiscal Studies.

“Como hoja de ruta para cinco años de gobierno, la falta de iniciativas legislativas significativas es llamativa”, señaló.