AP NEWS
Related topics

Perú endurecería ley tras muerte de trabajadores McDonald’s

December 19, 2019 GMT

LIMA (AP) — El presidente peruano Martín Vizcarra dijo el jueves que analiza endurecer las leyes laborales tras el fallecimiento de dos trabajadores de un restaurante McDonald’s que se electrocutaron.

“Debemos corregir la ley. La próxima semana vamos a hacer una serie de propuestas para evitar este tipo de situaciones”, dijo Vizcarra a la prensa en referencia a la muerte de Carlos Campos y Alexandra Porras, dos enamorados de 19 y 18 años que murieron la madrugada del domingo por una descarga eléctrica mientras limpiaban la zona de la cocina del local de comida rápida.

El fallecimiento de los jóvenes, que pagaban sus estudios con su empleo, destapó la precariedad del sistema laboral peruano incluso en franquicias globales asentadas en Perú como McDonald’s.

Walter Bedriñana, defensa de uno de los fallecidos, dijo a la prensa que Carlos Campos y Alexandra Porras no tenían botas ni guantes para realizar la limpieza del piso de la cocina donde se produjo la fatal descarga eléctrica. La investigación se lleva de forma reservada por la fiscalía.

El lunes grupos de peruanos protestaron en Lima y otra ciudad del sur frente a dos locales de McDonald’s. Dejaron carteles que decían “McMuerte, basta de explotación” y “Empleos de Mierda”.

La agencia de supervisión laboral dijo el lunes que si encuentra “responsabilidad del empleador e incumplimientos de obligaciones” impondrá su sanción más drástica, equivalente a 56.000 dólares, cifra que muchos peruanos consideran débil al considerar que castigaría la muerte de los dos peruanos.

Vizcarra criticó la debilidad de la ley laboral y señaló “no podemos permitir que ocurran este tipo de accidentes y que no pase nada y al final todo se traduzca en una multa”.

Arcos Dorados, la dueña de la franquicia de McDonald´s en Perú, dijo en un comunicado que colaborarán “en todo lo necesario para las investigaciones”.

Christian Sánchez, exministro de Trabajo, dijo al diario La República que la muerte de Carlos y Alexandra demuestra que existe un absoluto poder sobre la relación de trabajo sin control.

“Se aprecia que no hay ningún control de una organización sindical que permita equilibrar las condiciones de trabajo en una empresa multinacional”, indicó el experto.