Related topics

Obreras confeccionan la banda presidencial que llevará Boric

February 18, 2022 GMT
La integrante del Sindicato Revolucionario Textil de Chile, Ivonne Barrera Díaz, cose la banda presidencial que usará el presidente electo Gabriel Boric durante su ceremonia de juramentación en Santiago, Chile, el jueves 17 de febrero de 2022.  (AP Foto/Esteban Félix)
La integrante del Sindicato Revolucionario Textil de Chile, Ivonne Barrera Díaz, cose la banda presidencial que usará el presidente electo Gabriel Boric durante su ceremonia de juramentación en Santiago, Chile, el jueves 17 de febrero de 2022.  (AP Foto/Esteban Félix)
La integrante del Sindicato Revolucionario Textil de Chile, Ivonne Barrera Díaz, cose la banda presidencial que usará el presidente electo Gabriel Boric durante su ceremonia de juramentación en Santiago, Chile, el jueves 17 de febrero de 2022.  (AP Foto/Esteban Félix)
1 of 4
La integrante del Sindicato Revolucionario Textil de Chile, Ivonne Barrera Díaz, cose la banda presidencial que usará el presidente electo Gabriel Boric durante su ceremonia de juramentación en Santiago, Chile, el jueves 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Esteban Félix)
1 of 4
La integrante del Sindicato Revolucionario Textil de Chile, Ivonne Barrera Díaz, cose la banda presidencial que usará el presidente electo Gabriel Boric durante su ceremonia de juramentación en Santiago, Chile, el jueves 17 de febrero de 2022. (AP Foto/Esteban Félix)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Con esmero y dedicación, un sindicato textil chileno compuesto por mujeres lleva días diseñando y confeccionando la banda presidencial que Gabriel Boric portará cuando asuma el poder el próximo 11 de marzo.

Nunca un mandatario llevó una banda presidencial elaborada por un sindicato de trabajadoras textiles, repiten con orgullo varias de las 16 mujeres a cargo de la tarea que en el taller y entre risas ultiman los detalles para que el nuevo presidente, el más joven de la historia de Chile, luzca perfecto en el que será seguramente uno de los días más importantes de su vida.

“Es primero un orgullo muy grande porque es un hecho histórico que un grupo de mujeres que somos de muchas partes y de muchas realidades estemos realizando este proyecto que es la banda presidencial”, dijo a The Associated Press con emoción Marta Gatica, diseñadora industrial y vocera del Sindicato Revolucionario Textil de Chile (SIRETEX).

ADVERTISEMENT

La diseñadora nunca imaginó que la censura a sus opiniones políticas en las redes que sufrió durante el estallido social en octubre de 2019 la llevarían a crear un grupo de costureras y obreras del sector textil “con posición política”, las Modistas y Costureras Revolucionarias, que luego evolucionaría a este sindicato que agrupa a más de una treintena de mujeres que demandan mejoras laborales en un gremio olvidado.

“Nos sentimos revolucionarias porque queremos cambiarlo todo desde la base. Queremos hacer cambios profundos, no queremos que sigamos viendo la costura como la señora que trabaja desde la casa de forma precaria… sino potenciar este maravilloso oficio”, explicó con entusiasmo.

“La idea es mejorar los derechos laborales del trabajador en el área textil”, señaló Gatica al hablar de las malas condiciones de trabajo que, como en otros lugares del mundo, se repiten en Chile: informal, semi esclavo, mal pagado y con ausencia de cobertura de salud o licencia médica o maternal.

En Chile, señaló, también hay talleres clandestinos donde se llega a pagar hasta 100 pesos chilenos (0,13 dólares) cada pieza. “Imagina cuántas hay que trabajar para llegar a un sueldo mínimo” de 300.000 pesos (380 dólares), agregó.

Queremos “reivindicar nuestros derechos y empoderar a más mujeres” además de revalorizar el oficio de costurera, en vías de extinción en muchos lugares, y abrir el camino a una moda más sustentable ya que el sector textil es uno de los que más contamina el planeta.

Sobre la banda presidencial que usará Boric, de 35 años, Gatica dijo que parece una tarea simple pero que “lo más difícil fue coordinarnos y encontrar las telas”.

ADVERTISEMENT

“Lo que importa es que tenga un buen calce porque eso va a hablar de nuestro trabajo”, explicó a AP Ivonne Barrera Díaz, una técnica en diseño de vestuario que pertenece a la última generación antes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que pudo estudiar moda en colegios técnicos cuando aún existía una industria ahora extinta.

Aunque fue difícil encontrar un tejido de calidad que se ajustara a los requerimientos en un plazo acotado, hallaron una tela que “por donde la trabajes siempre va a estar al derecho, tiene muy bonita caída, firme y fue cortada al sesgo, que es un corte que se adapta a la forma de tu cuerpo. Nos dio muy buen resultado porque en la prueba no hubo nada que hacer, salió fabulosa”, relató.

“Hacer una banda es un honor, para contar historias para los hijos y nietos”, pero sobre todo “queremos hacer visible nuestro trabajo”, explicó Barrera Díaz. Somos muchas “las mujeres que con capacitación o no hemos sacado hijos adelante solas con esto”.

Aparte de la banda presidencial Barrera Díaz diseñó dos capas, también con los colores de la bandera chilena, para la artista estadounidense Katy Perry en su visita al país.

Pero para ella ésta es su obra más significativa. “A todo mi trabajo le pongo lo mejor de mí”, sobre todo a los trajes de novia, pero éste es importante “por mi país, por los cambios que se necesitan. Es hora de cambiar las caras (de la política chilena), las mentalidades. Tengo fe que él nos representa”, sostuvo y confesó que el grupo ha llorado en varias ocasiones en el proceso de confección de la banda presidencial.

Las mujeres de SIRETEX le regalarán a Boric dos bandas y una tercera que preparan con detalles especiales bordados a mano que representan la historia reciente del país. Según Gatica no pueden ponerle precio a una obra que tiene un valor inmaterial: la experiencia de un trabajo artesanal y el cariño puesto en su confección.

“Muchas mujeres nos han llamado porque se sienten orgullosas de que nosotras como costureras estemos haciendo esta banda”, resaltó Gatica.

Para ella, que nació durante la dictadura y recuerda a sus 7 años ir junto a su padre de puerta en puerta haciendo campaña para el plebiscito que en 1988 acabó con la dictadura de Pinochet , la llegada de este gobierno supone “que todo el tiempo que estuvimos en la calle, valió la pena”.

Y aunque no se considera política, afirmó que “sabemos que va a ser difícil, pero para nosotras es una emoción, es una ilusión... no sé si puedo describir con palabras”.