AP NEWS
Related topics

La Habana 500 años: luces en el cielo y deseos en la tierra

November 17, 2019
1 of 2
Gente tomándose fotos en el malecón durante un espectáculo de fuegos artificiales para celebrar los 500 años de La Habana, en Cuba, el viernes 15 de noviembre de 2019. (AP Foto/Ramón Espinosa)
1 of 2
Gente tomándose fotos en el malecón durante un espectáculo de fuegos artificiales para celebrar los 500 años de La Habana, en Cuba, el viernes 15 de noviembre de 2019. (AP Foto/Ramón Espinosa)

LA HABANA (AP) — Los cielos de La Habana estallaron en colores y una multitud de personas gritaron y aplaudieron emocionados durante dos espectáculos de fuegos artificiales que rindieron homenaje a los 500 años de la ciudad.

Los artificios lumínicos iluminaron el cielo dos días consecutivos, el viernes para dar la bienvenida y el sábado en conmemoración, al tiempo que los pobladores cumplieron con la “vuelta a la ceiba”, la tradición con la cual los habaneros recuerdan cada 16 de noviembre la fundación de la urbe y a la que le piden deseos.

“Para mí La Habana es lo máximo y más ahora que la pusieron preciosa. Me gusta el Malecón, el muelle, la iglesia de Regla y ver el Capitolio”, dijo a The Associated Press, Martha Trujillo, una contadora de un agromercado de 54 años.

Precisamente el Capitolio fue el escenario majestuoso de una gala cultural el sábado por la noche que con música y colores concluyó las jornadas de intensos festejos.

Todos los géneros y sonidos, los vestuarios de los tiempos que le tocó vivir a la ciudad desde la colonia, pasando por las épocas republicanas hasta nuestros días; los bailes afrocubanos y los ballet flamencos o las canciones de la trova estuvieron representados en el espectáculo.

El momento culminante fue la sincronización de una pieza del maestro Frank Fernandez al piano con miles de fuegos artificiales que se lanzaron sobre el Capitolio y arrancaron gritos, aplausos y ovaciones.

El viernes por la noche se había lanzado otra batería de fuegos luminosos al aire en la víspera de la fecha, cuando las personas comenzaron a llegar al Templete, el lugar en el cual se fundó La Habana un 16 de noviembre de 1519 cumplir con la “Vuelta a la ceiba”, plantada en el parque fundacional.

Tras el estallido de las luces artificiales que se vieron en su esplendor desde el Malecón habanero el viernes se armó una fila de cuadras que no paró hasta el sábado para saludar a la ceiba, dándole tres vueltas y tocando su tronco. Algunas personas la besaron y otras le dejaron dinero, mientras algunos vinieron vestidos de blanco como lo impone el rito en la santería afrocubana, la religión predominante en Cuba.

Bienestar económico, salud o dinero son las cosas que más se pidieron.

Además, se organizaron bailes populares y conciertos tanto el viernes como el sábado.

“Le di vuelta a la ceiba porque le tengo fe, le pedí por mis familiares enfermos y el bienestar mío y de toda la ciudad”, expresó a The Associated Press Irene Domínguez, una ingeniera química de 56 años quien vio en los cielos de su Habana el espectáculo de luces. “Me sentí muy emocionada, gritaba, al borde de llorar casi, hermoso. Una energía muy grande”.

Durante estos días se ha desarrollado un amplio programa de conmemoración que incluyó desde restauración de monumentos, pintura de edificios y saneamiento de calles hasta la reapertura de mercados de comienzos del siglo XX, museos temáticos y toda clase de exposiciones.

Presentaciones de libros, galas danzarías y el rescate de viejas fortalezas coloniales también figuraron entre las acciones para homenajear la ciudad.

“Los grandes monumentos históricos han sido restaurados, los mármoles y bronces de las estatuas han vuelto a brillar como el primer día, las hermosas avenidas se han abierto iluminadas, y se han construido nuevas viviendas, escuelas y centros de salud o de recreo, en beneficio de una población que, originaria de ella o venida de todos los confines de la Isla, la ha hecho suya, y ha fundado aquí su hogar y su familia”, expresó Felix Julio Alfonso, profesor. “La Habana crece, vive, canta, baila y sueña”.

Alfonso tuvo a su cargo las palabras de apertura de la ceiba para la población, una actividad que habitualmente realiza el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, una de las personalidades más destacadas de la isla por su labor de restauración de La Habana y quien se encuentra mal de salud.

Los reyes de España estuvieron la isla esta semana en saludo a los 500 años de la ciudad y el papa Francisco envió un saludo. El expresidente francés François Holland y la líder del senado ruso Valentina Matvienko llegaron a la isla.

La Habana fue fundada por conquistadores españoles junto a la bahía que lleva su nombre. Unos años antes se había intentado desarrollar otro asentamiento, que fracasó y del que, incluso hoy en día, se desconoce su ubicación exacta.

Al mediodía del sábado el presidente Miguel Díaz-Canel dio la bienvenida a invitados especiales en el Capitolio en el cual luego se desarrolló la gala nocturna de cierre, la actual sede del Parlamente de la isla y cuya restauración de años concluyó para este aniversario con ayuda del gobierno ruso, incluyendo una espectacular cúpula laminada en oro.

“La Habana, ciudad de la ciencia, la danza, el cine, la literatura, de eventos deportivos y ejemplo de resistencia ante el neoliberalismo, es también la ciudad de la dignidad, bastión de la resistencia contra el injusto bloqueo” estadounidense, dijo Díaz-Canel en el encuentro a puertas cerradas y cuyas palabras fueron reproducidas por medios de prensa oficiales.

___

La periodista de The Associated Press Andrea Rodríguez está en Twitter como www.twitter.com/ARodriguezAP