AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Residentes de Estambul salen despreocupados a las calles

June 7, 2020 GMT
En esta imagen del sábado 6 de junio de 2020, varias personas dialogan en una cafetería de Ankara, Turquía. (AP Foto/Burhan Ozbilici)
En esta imagen del sábado 6 de junio de 2020, varias personas dialogan en una cafetería de Ankara, Turquía. (AP Foto/Burhan Ozbilici)

ESTAMBUL (AP) — Los residentes de Estambul acudieron a las playas y parques de la ciudad durante el primer fin de semana de reapertura tras el confinamiento contra el coronavirus, ante lo cual el ministro de Salud emitió una reprimenda y advirtió que la pandemia de COVID-19 sigue siendo una amenaza.

En imágenes difundidas el domingo en los noticieros y las redes sociales podía verse a grandes multitudes en el estrecho del Bósforo tomando el sol y nadando. También circularon videos de grupos de personas que salieron a días de campo y a fiestas el sábado en la noche sin tomar en cuenta las normas de distanciamiento social y sin utilizar mascarillas.

ADVERTISEMENT

“No hay que normalizarlo demasiado”, tuiteó el ministro de Salud Fahrettin Koca, quien instó a las personas a utilizar cubrebocas y mantener la distancia social.

Restaurantes, cafeterías, gimnasios, parques, playas y museos comenzaron a reabrir desde el lunes, el mismo día en que se reanudaron los vuelos locales. Turquía ha reportado 4.692 decesos por COVID-19 y 170.132 casos confirmados, según las cifras más recientes difundidas el domingo.

Koca tuiteó que el rastreo de contactos reveló que surgieron 58 casos nuevos luego de una reunión de despedida para un soldado, y una visita a un paciente enfermo derivó en 150 infecciones adicionales.

El presidente Recep Tayyip Erdogan revirtió el viernes en una serie de tuits la decisión del Ministerio del Interior de extender el toque de queda en 15 provincias, incluyendo a Estambul.

Dijo que revirtió la decisión con el argumento de que provocaría “distintas consecuencias económicas y sociales”.

Turquía optó por aplicar toques de queda breves durante los fines de semana y los días festivos durante la pandemia en lugar de un confinamiento total, pues temía los efectos negativos sobre su debilitada economía.

ADVERTISEMENT