ADVERTISEMENT
Related topics

    Davos: Canciller alemán promueve nuevo enfoque obre clima

    January 19, 2022 GMT
    El canciller alemán Olaf Scholz habla sobre la Agenda Davos 2022 desde la cancillería en Berlín, Alemania, miércoles 19 de enero de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, Pool)
    El canciller alemán Olaf Scholz habla sobre la Agenda Davos 2022 desde la cancillería en Berlín, Alemania, miércoles 19 de enero de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, Pool)
    El canciller alemán Olaf Scholz habla sobre la Agenda Davos 2022 desde la cancillería en Berlín, Alemania, miércoles 19 de enero de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, Pool)
    El canciller alemán Olaf Scholz habla sobre la Agenda Davos 2022 desde la cancillería en Berlín, Alemania, miércoles 19 de enero de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, Pool)
    El canciller alemán Olaf Scholz habla sobre la Agenda Davos 2022 desde la cancillería en Berlín, Alemania, miércoles 19 de enero de 2022. (AP Foto/Markus Schreiber, Pool)

    GINEBRA (AP) — El canciller alemán Olaf Scholz propuso el miércoles un “cambio de paradigma” en la manera de enfocar el cambio climático y dijo que su país utilizará la presidencia del Grupo de los Siete países industrializados para impulsar criterios de lucha contra el cambio climático.

    Las discusiones sobre el uso de la energía y la manera de combatir el cambio climático han sido un tema clave esta semana en la reunión virtual del Foro Económico Mundial llamada “Agenda Davos”. La reunión anual presencial del foro en el resort alpino de Davos ha sido aplazada debido a la pandemia de coronavirus.

    A diferencia de un evento como la conferencia climática de la ONU el año pasado en Glasgow, Escocia, la reunión de Davos discute ideas generales. No es un foro para llegar a acuerdos concretos sobre medidas a tomar, hecho que le ha granjeado algunas críticas.

    Scholz habló el miércoles sobre el crecimiento económico y la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera con Ucrania, entre otros asuntos, aunque su tema central fue las metas de Alemania y la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático.

    ADVERTISEMENT

    “Europa ha resuelto ser el primer continente neutral en emisiones de carbono para 2050. Alemania quiere alcanzar esa meta en 2045... una tarea monumental, pero una tarea que podemos dominar y lo haremos”, dijo. “Demostraremos que se equivocan quienes presentan a nuestro continente como una bola de billar en el gran juego geoeconómico entre China y Estados Unidos”.

    Dijo que Alemania utilizará su presidencia del G7 para “trasformar a ese grupo en el núcleo de un club climático internacional”.

    “Lo que queremos lograr es un cambio de paradigma en la política climática internacional. Ya no esperaremos a los más lentos y menos ambiciosos”, dijo Scholz. “En lugar de ello seremos líderes con nuestro ejemplo y convertiremos la acción climática de un factor de costo en una ventaja competitiva al acordar estándares mínimos”.

    Scholz dijo que el “club climático”, que anunció hace varios meses cuando era ministro de hacienda, estará abierto a todos los países.

    Varios grupos de países tienen metas similares, incluida la llamada Coalición de Grandes Ambiciones que aspira a lograr la meta más estricta del acuerdo de París: limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2.7 Fahrenheit) para fines de siglo comparado con la era preindustrial.

    Pero los detractores de esas agrupaciones dicen que suelen incluir miembros con trayectorias no precisamente estelares en materia climática. Ni Alemania ni Estados Unidos están en camino de cumplir sus metas de reducción de emisiones y se han declarado en contra de otorgar a países pobres los fondos que necesitan para enfrentar el cambio climático.

    Scholz asumió el mes pasado a la cabeza de un gobierno que incluye a los Verdes. Ampliará el uso de energía renovable y tratará de adelantar el abandono de la energía a carbón, previsto para 2038, “idealmente” a 2030.

    El foro incluye paneles sobre la transición energética y la innovación climática con Bill Gates, John Kerry y el ministro de Energía saudí, príncipe Abdulaziz bin Salman.