AP NEWS
Related topics

Empleados acusan a Google de despedirlos por su activismo

December 3, 2019
Foto tomada el 31 de octubre del 2018 de la oficina de Google en San Francisco. (AP Photo/Michael Liedtke, File)
Foto tomada el 31 de octubre del 2018 de la oficina de Google en San Francisco. (AP Photo/Michael Liedtke, File)

SAN FRANCISCO (AP) — Cuatro exempleados de Google anunciaron el martes que planean demandar a la empresa acusándola de haberlos despedido por el hecho de organizar a sus colegas para impulsar causas sociales.

Los exempleados agregaron que esta semana presentarán la demanda por despido injustificado ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales. Los cuatro fueron cesados el 25 de noviembre y según Google la razón fue que violaron las normas de seguridad de datos.

Funcionarios de la empresa dijeron que los exempleados _a quienes no identificó_ “estaban buscando, accediendo y distribuyendo información de la empresa más allá de su área laboral”.

Sin embargo, los exempleados _Laurence Berland, Sophie Waldman, Rebecca Rivers y Paul Duke_ insisten en que no violaron norma alguna de la empresa y que Google se está aferrando a ese argumento como excusa para cesarlos por su activismo.

“Este es un ejemplo del enorme poder que tiene Google”, declaró Duke. “Le tienen miedo al poder de sus trabajadores”.

Los empleados de Google tienen reputación de ser unos de los más expresivos en el sector tecnológico. Miles de ellos abandonaron sus puestos el año pasado para protestar la manera en que la empresa estaba respondiendo a acusaciones de abuso sexual. Desde entonces los empleados han estado pidiendo mejores prestaciones, el fin de los procesos de arbitraje obligatorios y la cancelación de la participación de la empresa en algunos proyectos del gobierno.

La empresa es conocida por una cultura corporativa abierta y solidaria, aunque varios activistas han denunciado que eso ha cambiado recientemente.

Hace poco Google cambió la frecuencia de las conferencias abiertas con su director general Sundar Pichai: antes eran semanales y ahora serán mensuales.

Además, ha emitido directrices pidiéndole a los empleados “no perturbar el ambiente laboral” con discusiones políticas. Ambas medidas han suscitado denuncias de que la empresa está tratando de suprimir la libertad de expresión de sus trabajadores.

Waldman y Duke distribuyeron hace poco un texto pidiéndole a Google abstenerse de participar en un proyecto de almacenamiento de datos con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés).

Casi 1.500 empleados firmaron la petición en que se acusa a agencia de “violaciones de derechos humanos” en la frontera con México.

Rivers y Berland ayudaron a difundir la petición y Berland ha estado involucrado en otras campañas dentro de la compañía, como por ejemplo en defensa de los derechos de las personas LGBTQ.

Los cuatro afirman que fueron interrogados por empleados de Google en los últimos meses por compartir o acceder a documentos internos. Dos de ellos dijeron que el mes pasado fueron dados de baja.

La compañía indicó que encontró que un empleado activó notificaciones para que fuera alertado cuando otros empleados hicieran cambios a su calendario, lo que hizo que dichos empleados se sintieran inseguros. Agregó que se compartieron al exterior de la empresa capturas de pantalla de sus calendarios con sus nombres.

“Siempre hemos tomado la información de seguridad muy en serio y no toleraremos los intentos de intimidar a los empleados de Google ni socavar su trabajo, ni acciones que provoquen la filtración de información delicada comercial o de clientes”, decía el comunicado enviado por Chris Rackow, Royal Hansen y Heather Adkins, del equipo de seguridad e iinvestigación de la compañía.