AP NEWS
Related topics

Bahrein celebrará premio de F1 sin público por nuevo virus

March 8, 2020 GMT
Un hombre desinfecta el santuario del imán Abdulazim, un santo chií, dentro de las labores para combatir un nuevo coronavirus, en Shahr-e-Ray, al sur de Teherán, el sábado 7 de marzo de 2020. (AP Foto/Ebrahim Noroozi)
Un hombre desinfecta el santuario del imán Abdulazim, un santo chií, dentro de las labores para combatir un nuevo coronavirus, en Shahr-e-Ray, al sur de Teherán, el sábado 7 de marzo de 2020. (AP Foto/Ebrahim Noroozi)

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — El Gran Premio de Bahrein de Fórmula 1 se celebrará este mes sin público debido al temor al nuevo coronavirus, según anunció el domingo el reino insular, mientras los mercados de la región caían por un descenso en la demanda de crudo y la incapacidad de la OPEP de acordar un recorte en la producción.

La medida en Bahrein se sumaba a otras complicaciones en Oriente Medio provocadas por el virus y la enfermedad COVID-19 que provoca. La región tiene ya más de 6.900 casos confirmados, la mayoría en Irán.

Teherán informó el domingo de 49 nuevas muertes por el virus en las últimas 24 horas, elevando la cifra de muertos en la república islámica a 194 de 6.566 casos confirmados. El portavoz del Ministerio de Sanidad Kianoush Jahanpour presentó las nuevas cifras en una conferencia de prensa.

El príncipe heredero bahreiní, Salman bin Hamad, anunció la decisión sobre el premio de Fórmula 1 en un comunicado recogido por la agencia estatal de noticias. La medida, señaló, pretende “preservar la seguridad de los ciudadanos, residentes y aficionados a las carreras”. La carrera estaba prevista para el 22 de marzo.

“Como nación anfitriona de F1, garantizar la integridad de los espectadores y participantes es una tremenda responsabilidad”, indicó en un comunicado el Circuito Internacional de Bahrein. “Ante el contagio global del COVID-19, convocar a un evento deportivo masivo, abierto al público y que permite a miles de visitantes y fanáticos locales interactuar en cercana proximidad, no es lo correcto en el momento actual”.

Bahrein, una nación insular situada ante la costa de Arabia Saudí en el Golfo Pérsico, ha identificado 79 casos del nuevo coronavirus. El reino ha restringido mucho el tráfico aéreo e instado a los residentes que viajaran hace poco a Irán a presentarse para hacerles pruebas, advirtiendo que no hacerlo podría suponer un proceso legal.

La decisión es Bahrein es una medida extraordinaria en ese país y en el ámbito deportivo en general. Bahrein canceló el evento en el 2011 debido a las protestas por la Primavera Árabe pero realizó las del 2012 incluyendo a la fanaticada.

La decisión ocurre al mismo tiempo que Australia se prepara para organizar el Gran Premio F1 el 13 de marzo, con espectadores. La F1 de inmediato no respondió a un pedido de comentario.

Mientras, los mercados bursátiles en Oriente Medio sufrieron bruscas caídas.

El más golpeado fue Boursa Kuwait, donde las acciones cayeron más de un 10%.

El Mercado Financiero de Dubái vio caer sus títulos en un 7,87% ante una oleada de ventas. El Mercado de Valores de Abu Dabi cayó un 5,37%. Las pérdidas en Boursa Kuwait forzaron el cierre inmediato de la bolsa, la segunda vez que eso ocurre en los últimos días.

Los títulos de la bolsa Tadawul de Arabia Saudí cayeron un 7% en la apertura, y la petrolera estatal, Saudi Aramco, cayó por debajo del precio de su oferta pública inicial por primera vez.

La OPEP y Rusia no lograron acordar el viernes una reducción en la producción de crudo. Eso hizo caer los precios del crudo, la materia prima base de Oriente Medio. El barril de Brent, el valor de referencia, se vendía el domingo por unos 45 dólares el barril, un 11% menos que el año anterior.

La demanda de crudo cayó debido al impacto del brote viral sobre el tráfico aéreo.

Entre los últimos fallecidos en Irán estaba Fatemeh Rahabar, una legisladora de 55 años recién elegida y que falleció en Teherán, según dijo el sábado la agencia estatal de noticias IRNA. Rahabar había sido elegida para el próximo curso parlamentario, que comienza en mayo. Esta semana, el legislador iraní Abdolreza Mesri dijo a la televisora estatal que 23 parlamentarios se habían contagiado, e instó a todos los legisladores a evitar al público general.

La autoridad de las mezquitas de Teherán prohibió plegarias y ceremonias religiosas colectivas en los templos de la capital a partir del sábado. Las mezquitas seguían abiertas a oraciones particulares.

Mientras tanto, en Egipto, un crucero en el Nilo con 150 turistas y tripulantes estaba en cuarentena el sábado en la ciudad sureña de Luxor, después de que 45 personas a bordo dieran positivo por el nuevo coronavirus, según las autoridades.

Entretanto, ante la próxima llegada del Año Nuevo Persa en Irán, llamado Nowruz, las autoridades hicieron un llamado a la población a abstenerse de viajar y a quedarse en sus casas. El portavoz del Ministerio de Salud Kianoush Jahanpour, quien ofreció las cifras actualizadas de enfermos el domingo, reiteró que la ciudadanía incluso debería abstenerse de ir a funerales.

Las autoridades desde ya han amenazado con “usar la fuerza” para impedirle a la gente abandonar las ciudades. Varias provincias en el Mar Caspio y en el Golfo Pérsico le han pedido a la población abstenerse de viajar para el feriado.

“Llamo a la población a tener cuidado y evitar todo viaje o transporte innecesario”, declaró el presidente iraní Hasán Ruhani, según la televisora estatal.

___

Los periodistas de Associated Press Malak Harb en Dubai, Amir Vahdat en Teherán, Irán y Samy Magdy en El Cairo contribuyeron a este despacho.