AP NEWS
Related topics

Polémica en Colombia tras linchamiento de un toro

January 5, 2015 GMT

BOGOTA, Colombia (AP) — Las impactantes imágenes del linchamiento de un toro durante una fiesta popular han conmocionado a la opinión pública colombiana y han reabierto el debate sobre la pertinencia de los espectáculos en los que se utilizan animales.

Mientras el alcalde de la ciudad defendió el acto diciendo que se trataba de una “tradición”, el ministro de Justicia aseguró que se puso en marcha una investigación para identificar a los culpables.

El toro fue muerto con machetes, cuchillos, piedras y patadas durante una fiesta celebrada el sábado en Turbaco, en el norte de Colombia. Durante la celebración de las llamadas “corralejas” el animal fue toreado por aficionados hasta que el acto se salió de control y la turba le dio caza y empezó a golpearlo hasta matarlo. Las pocas imágenes que se tienen del acto, tomadas por un espectador con un teléfono celular, muestran a decenas de personas corriendo delante del astado al que más tarde consiguen tirar al suelo y comienzan a atacar.

“En las fiestas de corraleja siempre hay heridos, siempre hay animales golpeados, siempre hay caballos muertos, hay diferentes tipos de incidentes que hacen parte de la tradición y costumbre de las fiestas”, sostuvo el alcalde Myron Martínez de Turbaco, ubicada a 800 kilómetros al norte de Bogotá.

Por su parte, el ministro de Justicia Yesid Reyes dijo que “independientemente de la sanción, lo que importa es que quede claro... que esa clase de conductas son desaprobadas y no se pueden reiterar”.

El Defensor del Pueblo Jorge Otárola dijo a The Associated Pres que “con el pretexto de un espectáculo tradicional y cultural la opinión publica ve unas imágenes dantescas, dolorosas e inhumanas” de Colombia. “Se hace necesaria la intervención del Estado porque aunque hay que respetar las tradiciones hay que actualizarlas para reducir el maltrato que permanentemente están sufriendo los animales, especialmente los toros, en nuestro país”, agregó.

En tanto, el Ministerio de Cultura pidió en un comunicado prohibir y sancionar con dureza esta “barbarie” y exigió un debate público sobre si “estos eventos deben seguir siendo parte de la vida nacional”.

La salvaje muerte del toro ha reavivado el debate sobre las fiestas taurinas en Colombia. Mientras en Bogotá se prohibieron las corridas de toros y el ayuntamiento discute qué uso darle a la preciosa plaza ubicada en el centro de la ciudad, en otras zonas del país se trata de una fiesta con gran tradición y muchos seguidores.

A diferencia de las corridas de toros, donde se sacrifica al animal, las “corralejas” son encierros en recintos donde el público sale de forma espontánea a torear al toro en medio del divertimento colectivo. Después de un rato el toro es reemplazado por otro animal.

En medio de la polémica el próximo 20 de enero se celebrará la “corraleja” más conocida en Cincelejo, a la que asisten centenares de personas cada año.