AP NEWS
Related topics

Amenazan a universidad de EEUU tras protestas contra racismo

November 11, 2015 GMT
Activistas que exigen el fin de la discriminación racial marchan en el campus de la Universidad de Missouri el 10 de noviembre del 2015. (Justin L. Stewart/Missourian via AP) MANDATORY CREDIT, MAGS OUT
Activistas que exigen el fin de la discriminación racial marchan en el campus de la Universidad de Missouri el 10 de noviembre del 2015. (Justin L. Stewart/Missourian via AP) MANDATORY CREDIT, MAGS OUT

COLUMBIA, Missouri, EE.UU. (AP) — La Universidad de Missouri intensificó sus medidas de seguridad tras recibir amenazas por internet, luego que una serie de protestas en contra del racismo llevó a la renuncia de dos autoridades de la institución.

Un mensaje colocado en el sitio web de la universidad la noche del martes dijo que la policía del recinto “está al tanto de las amenazas emitidas por las redes sociales” y que está investigando. El comunicado no otorga más detalles, pero surgió luego de amenazas colocadas en el app de mensajes anónimos Yik Yak.

Una de las amenazas decía “Voy a matar a todo negro que vea”.

Otra afirmaba: “Algunos de ustedes están bien, pero no vayan a la universidad mañana”. Ese mensaje parecía hacer eco de otro que apareció en el sitio web 4chan —conocido por sus mensajes racistas y machistas— poco antes de una matanza en una universidad de Colorado el mes pasado.

Los mensajes fueron ampliamente difundidos en internet y la prensa local.

El jefe de la policía universitaria Brian Weimer dijo a la AP que ya había refuerzos en el campus incluso antes de recibir las amenazas. La policía universitaria coopera con agentes estatales y locales para garantizar la seguridad del recinto, añadió.

No fue posible conseguir comentarios de inmediato de algún portavoz de la universidad, pero el centro de manejo de emergencias de la universidad envió un mensaje por Twitter afirmando que “No hay una amenaza inmediata contra el campus” y pidiendo a los alumnos abstenerse de sembrar rumores.

Esta ha sido una semana turbulenta para esa universidad.

El presidente del consejo estudiantil denunció en septiembre que hombres desde una camioneta le gritaron insultos racistas, y ello engendró un movimiento de protesta. Un estudiante de posgrado se declaró en huelga de hambre exigiendo la renuncia del presidente universitario Tim Wolfe, y luego, más de 30 jugadores del equipo de fútbol americano de la universidad se negaron a ir a la cancha en apoyo a la huelga. Eventualmente renunció Wolfe y luego el administrador del campus, R. Bowen Loftin.

Una plaza que había sido el epicentro de las protestas estaba vacía la noche del martes y apenas un puñado de estudiantes caminaba por los predios, vigilados por agentes de seguridad de la universidad y de la ciudad.