AP NEWS
Related topics

Fábricas chinas intentan proteger a obreros del coronavirus

March 5, 2020 GMT
En esta imagen del lunes 2 de marzo de 2020, un trabajador labora en una fábrica de ruedas de bicicleta en Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, en el este de China. (Chinatopix vía AP)
En esta imagen del lunes 2 de marzo de 2020, un trabajador labora en una fábrica de ruedas de bicicleta en Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, en el este de China. (Chinatopix vía AP)

BEIJING (AP) — Para mantener a sus 40 empleados bajo techo y lejos del brote de coronavirus en China, el gerente de una fábrica de artículos electrónicos en Dongguan, cerca de Hong Kong, dijo que contrató a un cocinero y les puso dormitorios.

Cjtouch Electronic Co., fabricante de pantallas táctiles para smartphones, es una de miles de empresas de manufactura que intentan proteger a sus empleados mientras reanudan gradualmente sus operaciones después del cierre para contener el virus que paralizó a buena parte de la segunda mayor economía del mundo.

“Hemos implementado estrictas medidas de prevención”, dijo su gerente general, Zhang Feng.

En un intento por frenar los crecientes costos de los controles antivirus, el gobernante Partido Comunista ha informado a autoridades locales en zonas consideradas de bajo riesgo de sufrir contagios que ayuden a reabrir las fábricas que producen smartphones, juguetes y otros productos de consumo.

Quedaron inactivas cuando Beijing extendió las vacaciones del Año Nuevo Lunar para mantener vacíos los lugares de trabajo con la esperanza de contener el virus que surgió en diciembre pasado en la zona central del país. Oficinas, restaurantes, salas de cine y centros comerciales también cerraron sus operaciones.

Las autoridades tienen órdenes de evitar un incremento en el número de infecciones mientras millones de empleados que volvieron a sus ciudades después de las vacaciones se dirigen al cinturón manufacturero del sureste chino y a las grandes urbes del este del país.

Apegándose a las directrices del gobierno, los operadores de fábricas han adquirido miles de mascarillas y botellas de desinfectante. A los empleados se les toma la temperatura, uno de los principales síntomas del virus.

Algunos fabricantes prohibieron la entrada de personal ajeno. Otras plantas permanecen cerradas debido a la falta de empleados o materia prima.

Cjtouch se ubica en la provincia de Guangdong, sede de miles de fábricas exportadoras. La planta ya trabaja al 90% de su producción habitual, dijo Zhang. En las tres semanas desde que reanudó operaciones, sus empleados han utilizado más de 3.000 mascarillas, comentó.

“Contratamos a alguien para que cocine para nuestros empleados, de forma que no tengan que comer fuera, y los persuadimos a quedarse en los dormitorios para que no salgan”, dijo Zhang.

El gobierno ha dicho que cualquiera que pueda trabajar desde casa que permanezca ahí, pero las fábricas necesitan empleados en sus líneas de ensamblaje.

Algunos continúan varados en sus ciudades de origen debido a las suspensiones en los servicios de trenes y autobuses o a las prohibiciones para salir de zonas consideradas de alto riesgo de enfermedad.

Mingliang Electronics Co., en la ciudad oriental de Weifang, en la provincia de Shandong, reanudó sus operaciones esta semana con 20 de sus 30 empleados, dijo una gerente que sólo se identificó con su apellido, Liu. La compañía produce tableros de circuitos para clientes en Estados Unidos, Europa, Corea del Sur y Japón.

“El resto no pudo venir debido a las restricciones de traslado que ordenaron las autoridades locales en la provincia”, dijo.

Aquellos que se presentaron al trabajo utilizan mascarilla y se les toma la temperatura dos veces al día, dijo Liu.

“Mantenemos el lugar limpio desinfectándolo tres veces al día, limpiando el piso y las pantallas de computadora con desinfectante”, comentó. “Ordenamos casi 2.000 mascarillas para los empleados”.

La fábrica Yayuan de juguetes, que produce autos de plástico en la ciudad suroriental de Yiwu, un centro de manufactura de exportación, permanece cerrada por miedo al virus y la dificultad para encontrar empleados, indicó su propietario Cui Ting.

Cui dijo que sus 12 empleados fueron a casa en las provincias de Shanxi, en el oeste, y de Guizhou, en el sureste, para las vacaciones y no han regresado.

“Aún no reanudamos la producción, porque todavía me preocupa el riesgo de infección al pedirles a mis empleados que viajen”, comentó Cui.

___

El investigador de la AP Yu Bing en Beijing contribuyó con este despacho.