AP NEWS
Related topics

Extremistas toman campo de refugiados en Siria

April 5, 2015
1 of 2
Esta foto de archivo del 31 de enero del 2014 publicada por la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) muestra a residentes del campamento de refugiados palestinos de Yarmuk mientras hacen fila para recibir alimento en Damasco, Siria. Extremistas islámicos han tomado la mayor parte de los vecindarios del campo de refugiados palestinos, ubicado en el extremo sur de Damasco, informaron activistas sirios, el sábado 4 de abril de 2015.(Foto AP/UNRWA)
1 of 2
Esta foto de archivo del 31 de enero del 2014 publicada por la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) muestra a residentes del campamento de refugiados palestinos de Yarmuk mientras hacen fila para recibir alimento en Damasco, Siria. Extremistas islámicos han tomado la mayor parte de los vecindarios del campo de refugiados palestinos, ubicado en el extremo sur de Damasco, informaron activistas sirios, el sábado 4 de abril de 2015.(Foto AP/UNRWA)

BEIRUT, Líbano (AP) — Numerosos civiles atrapados en un campamento de refugiados palestinos en la capital siria huyeron el sábado en medio de intensos enfrentamientos entre facciones palestinas y extremistas islámicos que tomaron el control de la mayor parte del lugar, dijeron activistas sirios.

Los extremistas ya controlan la mitad del campamento de Yarmuk, ubicado en el extremo sur de la capital siria, dijo Jaled Abdul-Majid, un funcionario palestino en Damasco.

Combatientes del grupo Estado Islámico irrumpieron el miércoles en el campamento, la incursión más profunda que han efectuado hasta la fecha en Damasco.

Funcionarios palestinos y activistas sirios dijeron que los atacantes colaboraban con sus rivales de la facción de Al Qaeda en Siria, el Frente Nusra. Los dos grupos han librado sangrientas batallas entre sí en otras partes del país, pero al parecer cooperaban en el ataque a Yarmuk.

La presencia en Yarmuk del grupo Estado Islámico le permite posicionarse de manera importante a sólo unos kilómetros de distancia del asiento del poder del presidente Bashar Assad. También dota al grupo de un posible refugio, ya que es poco probable que sea atacado por las fuerzas de la coalición lideradas por Estados Unidos debido a la proximidad del campamento a Damasco.

Las Naciones Unidas dicen que unos 18.000 civiles, incluso un elevado número de niños, están atrapados en Yarmuk.

Desde hace casi dos años el gobierno ha sitiado el campamento, situación que ha propiciado hambre y enfermedades, estas últimas por falta de asistencia médica. El campamento también ha sido escenario de diversas rondas de lucha intensa y mortal entre los rebeldes y las fuerzas del gobierno.

La mayoría de los 160.000 habitantes que se calcula vivían en el campamento huyeron a finales de 2012 cuando estallaron los combates entre palestinos favorables y contrarios a Assad. Los desplazados se dirigieron hacia campamentos afectados por el hacinamiento y la indigencia en el vecino Líbano. Solamente los más pobres se quedaron atrás.

Los trabajadores de asistencia de la ONU han estado enviando alimentos al campamento en un intento por mitigar el sufrimiento de los refugiados.

Ante el ingreso de los extremistas el sábado en la noche a los distritos nororientales del campamento, muchos refugiados huyeron de la lucha hacia distritos más seguros en el sur, dijeron los activistas. Francotiradores del Estado Islámico tomaron posiciones en las azoteas, agregaron.

Un activista en un suburbio al sur de Damasco, Hatem al-Dimashqi, dijo el sábado que grupos rebeldes lanzaron una contraofensiva para expulsar a los milicianos del campamento. Agregó que varias facciones dentro del campamento y en los alrededores, tales como Yalda, Babila y Beit Saham, formaron un comando de operaciones conjuntas para coordinar su acción militar.

Al-Dimashqi dijo desde Yalda que las mezquitas en esas áreas han pedido mediante altavoces donaciones de sangre mientras los hospitales reciben civiles heridos procedentes de Yarmuk.

Además de los combates por tierra, las fuerzas sirias atacaron el campamento con fuego de artillería. El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos indicó que el gobierno lanzó ataques aéreos contra Yarmuk, pero añadió que carece de cifras de muertos y heridos.

___

Los periodistas de The Associated Press Albert Aji en Damasco, así como Sam McNoeil y Omar Akour en Amán, contribuyeron a este despacho.