AP NEWS
Related topics

Estudian casos de encefalitis en el sur de Alemania

January 8, 2020 GMT

BERLÍN (AP) — Una revisión de casos fatales de encefalitis en Alemania descubrió que más casos de los que se pensaban están relacionados con un raro virus transmitido por animales, dijeron investigadores el miércoles.

El Instituto Federal de Investigación para la Salud Animal dijo que los científicos examinaron muestras cerebrales de 56 personas que murieron en Baviera, en el sur del país, entre 1999 y 2019. Encontraron evidencia del virus de la enfermedad de Borna en ocho muestras. Junto con seis casos previamente conocidos desde mediados de la década de 1990, esto llevó a 14 el número de muertes por encefalitis en Baviera relacionadas con el virus Borna durante ese período.

El estudio publicado en el número más reciente de la revista médica The Lancet Infectious Diseases se realizó junto con investigadores de cuatro universidades alemanas y el Instituto de Medicina Tropical Bernhard Nocht de Alemania.

El virus de la enfermedad de Borna 1 (BoDV-1) se encuentra normalmente en caballos, ovejas y otros mamíferos. Se identificó por primera vez como la causa de encefalitis humana grave en 2018.

El virus está protegido por la musaraña bicolor de dientes blancos y los investigadores sospechan que las infecciones son causadas por el contacto con el excremento del animal. Si bien se ha descartado la transmisión natural de persona a persona, algunos casos fueron el resultado de trasplantes de órganos.

Los síntomas de la encefalitis incluyen fiebre, dolores de cabeza severos, trastornos del habla y la marcha que pueden conducir al coma en unos días o unas pocas semanas.

Los investigadores señalaron que si bien el BoDV-1 tiene una tasa de mortalidad muy alta, “se estima que el número absoluto de infecciones y, por lo tanto, el riesgo de infección es muy bajo”.

Dijeron que las principales áreas de riesgo en Alemania son los estados de Baviera, Turingia, Sajonia-Anhalt y partes de los estados vecinos.

Alemania requerirá la notificación obligatoria de las infecciones por BoDV-1 a partir de marzo.