AP NEWS
Related topics

Bachelet advierte sobre negacionismo en el Cono Sur

May 29, 2019
Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, asiste a la inauguración del Museo de la Libertad y Derechos Humanos en Panamá el martes 21 de mayo de 2019. (AP Foto/Arnulfo Franco)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, alertó sobre la peligrosa aparición de formas de negacionismo en los países del Cono Sur que vivieron dictaduras en las décadas de 1970 y 1980.

Bachelet, que gobernó en dos ocasiones Chile (2006-2010 y 2014-2018) dijo que Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay han avanzado de forma heterogénea en la búsqueda de verdad y justicia sobre las decenas de miles de víctimas, principalmente desaparecidos, que dejaron sus regímenes de facto.

Exhortó a “estar muy alerta, porque tras décadas de avances paulatinos estamos siendo testigos de una tendencia muy peligrosa que es la de negar la evidencia y querer incluso transformarla”, dijo Bachelet en respuesta desde su oficina en Ginebra a un cuestionario de The Associated Press.

“En algunos países se están dando pasos hacia atrás, se están aprobando o intentando aprobar leyes completamente retrógradas que pretenden deshacer lo hecho o impedir que se avance. Las víctimas no son tomadas en cuenta”, añadió.

Sin embargo, en Chile el Congreso analiza un proyecto de ley impulsado por políticos de la oposición que sanciona con hasta 541 días de cárcel a “quienes nieguen, justifiquen o minimicen los delitos de lesa humanidad”. La iniciativa ingresó al Legislativo en el penúltimo año del segundo gobierno de Bachelet.

“También ha habido importantes retrocesos, como cuando en 2013 la Corte Suprema de Justicia de Uruguay declaró inconstitucionales los artículos clave de la ley que permite juzgar casos de crímenes de lesa humanidad”, puntualizó.

Tras el regreso de la democracia en 1985 Uruguay amnistió a los guerrilleros tupamaros y un año después dictó una Ley de Caducidad que no permitió juzgar a los violadores de derechos humanos y que fue refrendada por dos plebiscitos. La norma fue anulada por el Congreso en 2011, aunque la Corte Suprema declaró inconstitucional la acción legislativa en 2013.

Sobre la búsqueda de verdad y justicia frente a las violaciones a los derechos humanos en el Cono Sur Bachelet destacó el papel de Argentina, que “está a la vanguardia no sólo a nivel de leyes y políticas públicas”.

Señaló que la búsqueda de justicia tuvo su punto de partida en la formación de comisiones de la verdad una vez concluidas las dictaduras en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, a los que se sumó Bolivia en 2017 que a fines de año debería entregar sus conclusiones.

“Todavía hay un largo camino por recorrer y centenas de procesos abiertos y, mientras no concluyan, las heridas seguirán abiertas. Pero la certeza de que la justicia tarda, pero llega, sigue dando esperanza a las víctimas, les anima a seguir luchando”, afirmó.

Respecto del destino de los desaparecidos, opinó que “renunciar a la verdad sobre el paradero... no es una opción. El Estado no puede renunciar a su obligación de velar por todos los derechos humanos, incluyendo el derecho a la verdad”.

En Argentina desaparecieron más de 7.000 personas según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, aunque para las organizaciones de derechos humanos fueron unas 30.000. En Chile se desconoce el destino de casi un millar de opositores; en Uruguay y Paraguay son unos 300 en cada país y en Bolivia, en un conteo aún incompleto, superan los 130.

Respecto de las reparaciones económicas, cuyo monto ha sido criticado en Bolivia y Chile, Bachelet señaló: “Quiero enfatizar que las medidas de reparación por violaciones de derechos humanos no pueden ser vistas como formas de subvención o de seguridad social”.

----------

El periodista de The Associated Press, Jamey Keaten, colaboró en esta nota desde Ginebra.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.