AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Alcalde de Río suspende partidos de Botafogo y Fluminense

June 20, 2020 GMT
Los jugadores del Flamengo y del Bangu disputan un partido en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, el jueves 18 de junio de 2020 (AP Foto/Leo Correa)
Los jugadores del Flamengo y del Bangu disputan un partido en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, el jueves 18 de junio de 2020 (AP Foto/Leo Correa)

RÍO DE JANEIRO (AP) — Luego de publicar un decreto que suspendía todas las competiciones de fútbol en Río de Janeiro, el alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, retrocedió el sábado y aplazó sólo los partidos de Botafogo y Fluminense, dos equipos que habían cuestionado la reanudación del campeonato estatal esta semana en medio de la pandemia del coronavirus.

Tras la nueva decisión, los partidos previstos para este domingo, sin público en el graderío, se mantienen programados. El alcalde publicaba la noche del sábado un nuevo decreto con la corrección, confirmó la asesoría de comunicación a The Associated Press.

ADVERTISEMENT

Botafogo y Fluminense, los dos equipos renuentes, argumentan que no están dadas las condiciones sanitarias y se niegan a volver a la cancha en junio. En medio de un tironeo con la Federación estatal de fútbol, los clubes habían amenazado con llevar el reclamo a la justicia.

Apenas el jueves en la noche la pelota volvió a rodar en el mítico estadio Maracaná, donde el vigente campeón de la Libertadores, Flamengo, goleó 3-0 al débil Bangu. Fue el primer partido de fútbol en Sudamérica desde que la pandemia del COVID-19 comenzó a castigar la región en marzo.

El retorno del fútbol, auspiciado por el presidente Jair Bolsonaro, ha generado controversia dentro de Río. A pocos metros del campo, dentro del complejo del Maracaná, permanece montado un hospital de campaña para enfermos de coronavirus. Hasta el momento Río de Janeiro es el segundo estado más golpeado por el virus, con más de 8.800 de los casi 50.000 muertos en Brasil.

Crivella había justificado la suspensión total, que apuntaba a cinco días de interrupción, a fin de adaptar los protocolos sanitarios para todos los equipos. También estaba previsto que hubiera inspecciones en los centros de entrenamiento de los clubes.

ADVERTISEMENT