AP NEWS
Related topics

Presos talibanes, primera traba para acuerdo de paz afgano

March 1, 2020 GMT
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, en una conferencia deprensa en el palacio presidencial en Kabul, Afganistán, el domingo 1 de marzo de 2020. (AP Foto/Rahmat Gul)
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, en una conferencia deprensa en el palacio presidencial en Kabul, Afganistán, el domingo 1 de marzo de 2020. (AP Foto/Rahmat Gul)

KABUL (AP) — El presidente de Afganistán dijo el lunes que no liberaría a miles de presos talibanes antes de iniciar la conversaciones interafganas sobre un acuerdo para compartir el poder, previstas para la semana que viene. Su negativa chocaba de forma pública con un calendario de liberaciones rápidas presentado el día anterior como parte de un acuerdo de paz entre Estados Unidos y el Talibán.

Las declaraciones del presidente, Ashraf Ghani, eran la primera traba para aplicar el frágil acuerdo, que pretendía poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos después de más de 18 años y conseguir que las facciones rivales del país negocien el futuro del país.

Aun así, Washington indicó que la retirada prevista de tropas estadounidenses durante los próximos 14 meses estaba asociada a los esfuerzos antiterroristas talibanes, no a los progresos en las conversaciones interafganas.

El acuerdo firmado el sábado plantea la liberación de hasta 5.000 presos talibanes por parte del gobierno afgano antes de las negociaciones entre facciones afganas, que debían comenzar el 10 de marzo en Oslo, la capital de Noruega. El Talibán liberaría a hasta 1.000 prisioneros.

En una rueda de prensa el domingo en Kabul, Ghani dijo que esa no era una promesa que pudiera hacer Estados Unidos. La liberación de presos es una decisión que debe tomar su gobierno, señaló, indicando que no aceptaba hacerlo antes de comenzar las negociaciones.

“Estados Unidos ha hecho una solicitud para la liberación de prisioneros, y puede formar parte de las negociaciones, pero no puede ser una precondición”, dijo Ghani en la capital del país.

El acuerdo entre Estados Unidos y el Talibán está considerado como una oportunidad histórica para sacar a Estados Unidos de Afganistán, una nación sumida en el conflicto desde la invasión soviética de diciembre de 1979. Sin embargo, podría desmoronarse con rapidez, especialmente si el Talibán no cumple su promesa de que no se planeen ataques terroristas desde suelo afgano.

Las conversaciones nacionales entre facciones políticas enfrentadas y el Talibán rival son aún más complejas, incluso aunque un posible fracaso no frenara la retirada de las tropas estadounidenses.

En una entrevista con The Associated Press, el ministro catarí de Exteriores, Mohammad bin Abdulrahman Al Thani, dijo considerar que el intercambio de prisioneros era una medida importante para construir confianza entre las partes.

“Lo que tenemos aquí es un acuerdo de 14 meses que, incluso en esos 14 meses, hay varias cosas que deben conseguirse porque todo está interconectado”, dijo el domingo.

“Y en ese acuerdo, el intercambio de prisioneros será una de las primeras medidas para construir confianza, de modo que sigue siendo un paso muy crucial que tenemos que sacar adelante. Y tenemos las delegaciones listas para la reunión (con) el Talibán y otros. De modo que espero que las negociaciones comiencen muy pronto”.

___

Los periodistas de Associated Press Matthew Lee en Doha, Qatar y Tameem Akhgar en Kabul, Afganistán, contribuyeron a este despacho.