AP NEWS
Related topics

Líbano: policía retira manifestantes y barricadas en Beirut

October 26, 2019
1 of 2
La policía se lleva a un manifestante antigubernamental que bloqueaba una carretera en Beirut, Líbano, el 26 de octubre de 2019. (AP Foto/Hussein Malla)
1 of 2
La policía se lleva a un manifestante antigubernamental que bloqueaba una carretera en Beirut, Líbano, el 26 de octubre de 2019. (AP Foto/Hussein Malla)

BEIRUT (AP) — Las fuerzas de seguridad de Líbano empujaron y arrastraron el sábado a los manifestantes que se negaron a moverse de las barricadas instaladas en el centro de Beirut, en un intento por reabrir las carreteras cortadas durante una campaña de desobediencia civil.

Los inconformes cortaron varias carreteras alrededor de Beirut además de autovías para llamar la atención sobre su pedido al gobierno para que renuncie, en el décimo día de protestas en todo el país.

Cuando los agentes antimotines avanzaron para retirar los obstáculos en la carretera de circunvalación que une el este y el oeste de la ciudad, muchos manifestantes se sentaron o se tiraron sobre el asfalto para tratar de evitarlo.

Algunos corearon “El pueblo quiere derrocar el régimen”.

“No somos bandidos”, gritó uno de los asistentes. “Tenemos derechos y los estamos pidiendo”.

Entre empujones, las fuerza de seguridad lograron reabrir la carretera y los autos volvieron a circular. En otras partes de la ciudad, el ejército retiró las barricadas sin problemas.

Pero en la autovía costera hacia el norte, una multitud de residentes se sentaron en el piso mientras otros formaron una fila en pie para impedir que los soldados quitasen las barricadas con topadoras. Los militares terminaron retirándose.

El ejército había advertido que instalar barricadas en las carreteras viola la ley. El jefe de la poderosa milicia insurgente libanesa Hezbollah, Hassan Nasrallah, pidió a los manifestantes que abriesen las carreteras en un discurso el viernes.

Las protestas han paralizado el país, que sufre una profunda crisis económica. Bancos, universidades y escuelas permanecen cerrados desde la semana pasada.

Las inusuales movilizaciones en todo el país unieron a libaneses de distintos sectores y tendencias políticas para pedir la dimisión de los veteranos políticos acusados de corrupción y mala gestión.