AP NEWS
Related topics

Comienza el censo decenal en Estados Unidos

January 21, 2020 GMT
En esta foto del 20 de enero de 2020, Lizzie Chimiugak contempla su casa en Toksook Bay, Alaska. Chimiugak, de 90 años apenas cumplidos, será la primera persona contada en el Censo 2020 el martes 21 de enero de 2020. (AP Foto/Gregory Bull)
En esta foto del 20 de enero de 2020, Lizzie Chimiugak contempla su casa en Toksook Bay, Alaska. Chimiugak, de 90 años apenas cumplidos, será la primera persona contada en el Censo 2020 el martes 21 de enero de 2020. (AP Foto/Gregory Bull)

TOKSOOK BAY, Alaska, EE.UU. (AP) — El censo decenal estadounidense comenzó el martes en Alaska, y la primera persona registrada fue Lizzie Chimiugak, de 90 años recién cumplidos.

Chimiugak nació en la región, en una familia nómade que vivía en chozas de barro y se desplazaba de acuerdo con las necesidades de la caza y la pesca.

El censo, que se realiza cada década para determinar la representación de cada distrito en el Congreso y la asignación de fondos federales, comienza por tradición y necesidad en Alaska desde que Estados Unidos compró el territorio a Rusia en 1867. El terreno está congelado, lo que facilita el acceso antes de que el deshielo de marzo vuelva intransitables muchas zonas y los residentes se vayan a los terrenos de caza y pesca de los que depende su subsistencia.

En el resto de la nación, incluidas las zonas urbanas de Alaska, el censo comenzará a mediados de marzo.

El martes, Steven Dillingham, director de la oficina del censo, realizará la primera entrevista. Debido a las leyes de privacidad, la oficina se niega a confirmar que Chimiugak será la primera, aunque es un secreto a voces en el pueblo.

Después del recuento, se planea un festejo en la escuela de la isla Nelson con bailarines nativos y comidas tradicionales de carne de foca, morsa, buey almizclero y alce.

Chimiugak dice que teme el cambio climático y lo que sucederá con las futuras generaciones que viven de la caza y la pesca. Dice que hablará sobre ello en la fiesta.

“Siente tristeza por el futuro”, dijo Paul, su hijo mayor.