AP NEWS
Related topics

Venezuela: permiten salida de marcha de estudiantes

November 21, 2019
Estudiantes universitarios cantan durante una protesta que llama a los militares a abandonar al presidente Nicolás Maduro y unirse a su lucha para terminar con la crisis histórica en Caracas, Venezuela, el jueves 21 de noviembre de 2019. (AP Foto/Ariana Cubillos)
Estudiantes universitarios cantan durante una protesta que llama a los militares a abandonar al presidente Nicolás Maduro y unirse a su lucha para terminar con la crisis histórica en Caracas, Venezuela, el jueves 21 de noviembre de 2019. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — Centenares de agentes de la Guardia Nacional que habían sido desplegados alrededor de la Universidad Central de Venezuela dieron el jueves un paso al costado y permitieron que los estudiantes marcharan hacia la mayor instalación castrense del país para instar a los militares a que se unan a la lucha para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

Los estudiantes se sumaron al llamado del líder opositor Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente legítimo de Venezuela, que convocó a los ciudadanos a salir sostenidamente a las calles para presionar a Maduro para que deje el gobierno.

“Nos han dejado salir por primera vez en cinco años, los guardias se replegaron, no sabemos quién dio la orden pero recibimos esto positivamente”, dijo David Sosa, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes quien junto a otros seis dirigentes de las mayores casas de estudio de la capital venezolana fueron escoltados por los agentes para la entrega de una misiva con su pedido en el Fuerte Tiuna, sede del Ministerio de Defensa y de las academias militares.

Luego de un recorrido de 2,7 kilómetros, camiones blindados bloquearon la marcha cuando restaban unos cinco kilómetros para llegar a la instalación militar.

Los agentes -con vehículos blindados, motocicletas y equipos antimotines- inicialmente mantuvieron su distancia durante el paso de los estudiantes.

La marcha coincidió con el Día del Estudiante, cuando se conmemora una protesta estudiantil contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. Los estudiantes también protestaron contra medidas oficiales que consideran violatorias de la autonomía de las universidades públicas.

Mientras tanto, otros estudiantes -en su mayoría de centros de estudios creados durante los más de 20 años de gobierno socialista- también marcharon para defender los logros de la llamada revolución bolivariana.

Horas más tarde, Maduro destacó que la marcha de los estudiantes que lo adversan terminó “en paz como debe ser siempre”, destacando que fue “protegida y custodiada” por los cuerpos de seguridad.

“Ellos hoy salieron gritando la consigna ‘’¡Con autonomía a derrocar la tiranía!”, pero mientras llega el día que ustedes me derroquen déjense ayudar para mejorar los comedores, el transporte, las becas y las condiciones de la universidad”, dijo el mandatario ante una multitud concentrada en las inmediaciones de la base militar. “¡Después me derrocan! Pero antes yo los ayudo”.

Fue notable que muchas de las personas concentradas en el acto oficialista portaban uniformes verde oliva que distingue a los militares de carrera y el color caqui de las milicias, integradas por civiles armados simpatizantes del gobierno. Maduro celebró esto, afirmando que es muestra de “la unión cívico militar para sellar el futuro de la paz” de la patria.

Los militares venezolanos históricamente han sido la palanca de cambios políticos en Venezuela.

Muchos estudiantes y personas que esperaban participar en la marcha opositora no lograron llegar por el corte de vías dispuesto por las autoridades y el cierre de las cercanas estaciones del tren metropolitano, denunció Sosa.

“Parece que se preparan para una guerra. Esto es una vergüenza. Tienen cerrado el paso a la universidad porque no quieren que los muchachos salgan a protestar”, dijo horas antes María Muñoz, un ama de casa de 54 años que se vio obligada a caminar un largo trecho hasta el Hospital Universitario de Caracas, donde acudió para visitar a una amiga.

La oposición venezolana, encabezada por Guaidó, argumenta que Maduro fue reelegido en unos comicios fraudulentos en mayo de 2018 que no contaron con la presencia de grandes partidos opositores.