AP NEWS
Related topics

Periodista de AP recuerda el accidente de Senna

April 30, 2014 GMT
Michael Schumacher (der) se seca las lágrimas y Nicola Larini (de espaldas) se toma la cabeza al enterarse en el podio de que Ayrton Senna estaba gravísimo luego de accidentarse durante el GP de Mónaco el 1ro de mayo de 1994. Veinte años después de su muerte, el piloto brasileño, que derrochaba humildad y patriotismo, sigue siendo tan idolatrado por los brasileños como cuando dominaba el circuito de fórmula uno. (AP-Photo/Claudio Luffoli, File)
Michael Schumacher (der) se seca las lágrimas y Nicola Larini (de espaldas) se toma la cabeza al enterarse en el podio de que Ayrton Senna estaba gravísimo luego de accidentarse durante el GP de Mónaco el 1ro de mayo de 1994. Veinte años después de su muerte, el piloto brasileño, que derrochaba humildad y patriotismo, sigue siendo tan idolatrado por los brasileños como cuando dominaba el circuito de fórmula uno. (AP-Photo/Claudio Luffoli, File)

IMOLA, Italia (AP) — Cuando Ayrton Senna se estrelló contra un muro de cemento a 300 kilómetros por hora durante el Gran Premio de San Marino de 1994, una cobertura rutinaria se transformó en un maratón periodístico para el reportero de la Associated Press Piero Valsecchi.

“De inmediato supe que sería un día intenso”, comentó Valsecchi, quien fue el único periodista de AP en la carrera. “Puede ser egoísta decirlo, pero esa son las cosas que piensa uno. Ya habíamos tenido dos días de mucha tensión por accidentes. En esos tres días hubo una secuencia de eventos increíble”.

Otro accidente a alta velocidad había causado el día previo la muerte de Roland Ratzenberger, un novato austríaco. Y dos días antes el auto de Rubens Barrichello salió volando, dio contra una barrera y volcó. El brasileño sufrió una conmoción cerebral y amnesia, y dice que sobrevivió de milagro.

Al arrancar, otro accidente causó lesiones a cuatro espectadores. Pero ninguno de esos incidentes preparó a la gente para el impacto que tuvo el choque de Senna.

“En el centro de prensa hubo una conmoción inmediata, no solo por el accidente, sino porque se trataba de Senna, el tricampeón mundial”, comentó Valsecchi, quien ya se ha jubilado. “Era el piloto más conocido”.

“Era además un piloto que siempre estuvo disponible para la prensa. Si le preguntabas algo, siempre respondía. Tal vez no fue el piloto más gentil en la pista, pero sabía lo que querías y buscaba la forma de facilitarte el trabajo”, agregó.

Luego de ser sacado del auto, Senna fue trasladado a un hospital de la vecina Bolonia, donde cuatro horas más tarde fue dado por muerto.

“Ya se veía que no se movía cuando lo sacaron del auto”, dijo Valsecchi. “Pero obviamente uno no podía decir a esa altura que había muerto”.

“Primero se anunció que estaba siendo tratado de lesiones graves en Bolonia. El anuncio de su muerte lo dieron horas más tarde, creo que a las siete de la noche, los organizadores (de la carrera) y un dirigente de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo)”, expresó. “A esa hora, la mayoría de la gente ya se había ido de la pista. Aficionados, pilotos y equipos”.

Ningún piloto planteó la suspensión de la carrera después de la muerte de Ratzenberger, quien no era muy conocido y corría con equipo pequeño, Simtek Ford.

“No, en ningún momento se habló de eso”, relata Valsecchi. “Hoy por hoy, probablemente hubieran suspendido tanto la clasificación como la carrera”.

“Aunque recuerdo que luego del accidente de Ratzenberger, Senna fue al sitio del incidente para dar una mirada. Se sentía un tanto vacío y triste por lo que vio. Daba la impresión de que ya tenía pensamientos negativos”, manifestó.

En esa época no había teléfonos celulares y las transmisiones de los despachos requerían una línea telefónica. Valsecchi disponía de una sola línea.

“No podía hablar con mis editores y transmitir al mismo tiempo”, relató. “O conectaba la línea al teléfono o la conectaba a la computadora”.

En medio de la conmoción y la incertidumbre en torno al accidente, “tuve que seguir la carrera e informar quién ganó”, dijo Valsecchi. “Fue algo muy extraño”.

Efectivamente, la carrera se reanudó tras el accidente de Senna y fue ganada por Michael Schumacher.

“Desde un punto de vista periodístico”, expresó Valsecchi, “un día como ese te quita cinco años de vida. Te abruma una montaña de noticias y, por la naturaleza de nuestro trabajo, teníamos que transmitirlas inmediatamente”.

“Los diarios podían esperar hasta las ocho o las nueve de la noche para empezar a escribir, con equipos de tres o cuatro periodistas cada uno”, recordó el reportero de AP. “Nosotros teníamos que informar todo lo que sucedía, a medida que sucedía”.

“Uno estaba solo y costaba encontrar tiempo para todo, para hacer llamadas y buscar fuentes, porque había muchas cosas que reportar”, añadió.

Valsecchi hoy tiene 71 años y vive con su esposa Luisa en Casciago, al norte de Italia. Se jubiló de la AP en 1997.