AP NEWS
Related topics

49ers amansan a Vikings, 1ra victoria de playoffs en 6 años

January 12, 2020 GMT
1 of 2
Los jugadores de los 49ers de San Francisco celebran luego que el cornerback Richard Sherman (25), en el centro y sentado, interceptó un pase ante los Vikings de Minnesota Vikings durante la segunda mitad del partido de los playoffs de la NFL, el sábado 11 de enero de 2020, en Santa Clara, California. (AP Foto/Marcio José Sánchez)
1 of 2
Los jugadores de los 49ers de San Francisco celebran luego que el cornerback Richard Sherman (25), en el centro y sentado, interceptó un pase ante los Vikings de Minnesota Vikings durante la segunda mitad del partido de los playoffs de la NFL, el sábado 11 de enero de 2020, en Santa Clara, California. (AP Foto/Marcio José Sánchez)

SANTA CLARA, California, EE.UU. (AP) — Richard Sherman anticipó la dirección del pase para interceptarlo y luego vio a los 49ers de San Francisco avanzar ocho por tierra para el touchdown que marcó el rumbo definitivo de su primer partido de playoffs en seis años.

La defensa sofocante y potente juego terrestre que permitió a los Niners arrancar 8-0 esta temporada fraguó una victoria 27-10 sobre los Vikings de Minnesota en la ronda divisional el sábado.

“La gente sigue faltándonos el respeto. Al final de cuentas, lo único que debes hacer es salir a jugar y ejecutar”, dijo Sherman. “Se sintió bien. Así es como podemos hacer las cosas cuando estamos completamos sanos”.

El retorno de los lesionados titulares defensivos Dee Ford, Kwon Alexander y Jaquiski Tartt permitió a los Niners (14-3) recuperar su version dominante de la primera mitad de la temporada al fijar un récord de la franquicia en los playoffs al permitir apenas 147 yardas.

Jimmy Garoppolo lanzó un pase de touchdown en su primera ofensiva como titular en los playoffs y después nada más tuvo que observar cómo la defensa y juego terrestre de San Francisco impuso su autoridad.

El primer partido de postemporada de los Niners (14-3) en seis temporadas y el primero en el Levi’s Stadium fue uno desigual. San Francisco, primer preclasificado de la NFC, capitalizó un par de pérdidas de balón de Minnesota (11-7) para facturar 10 puntos.

Sherman dejó la mesa servida para la segunda carrera corta de touchdown de Tevin Coleman en el duelo al interceptar el pase de Kirk Cousins y el mal despeje de Marcus Sherels derivó en un gol de campo que puso el marcador 27-10 al comienzo del último cuarto.

San Francisco no permitió que Minnesota lograrse un primer down por más de 27 minutos de juego a partir del tramo final del segundo cuarto.

Los Niners serán locales del partido por el campeonato de la NFC la semana próxima contra el ganador del cruce del domingo entre Seattle y Green Bay.

Garoppolo lanzó un pase que fue interceptado en su propio territorio cerca del final del primer tiempo, y pasó la mayor parte de la segunda mitad entregando el balón a Coleman y Raheem Mostert.

Y es que el entrenador Kyle Shanahan no tenía que tomar riesgos innecesarios cuando su defensa mantuvo completamente maniatado al talentoso corredor Dalvin Cook. El esquema ofensivo de Minnesota perdió variedad de recursos, y Cousins tuvo que apelar más al juego aéreo.

“No fuimos capaces de hacer gran cosa a la ofensiva para darnos la oportunidad de ganar el partido”, dijo Cousins. “Ahora mismo duele. Pega fuerte el haberse quedado corto”.

Cousins acabó concretando 21 de 29 pases para 172 yardas, y su única gran jugada fue el pase de 41 yardas para un TD a Stefon Diggs en el primer cuarto.

Cook apenas registró 18 yardas en nueve acarreos, víctima de que la defensa de los Niners recuperó su versión sofocante del inicio de la temporada, algo que obedeció en buena medida al retorno tras lesiones del defensive end Ford, el linebacker Alexander y el safety Tartt.

“Esa fue la máxima prioridad toda la semana”, dijo el lineman defensivo Nick Bosa sobre el juego terrestre de Minnesota. “Sabíamos que íbamos a enfrentar al mejor corredor este año con Dalvin, y sabíamos que teníamos ganarnos el derecho para asfixiar los pases. Fue lo que hicimos”.

San Francisco sumó seis derribos y limitó a Minnesota a 147 yardas en el partido, mayormente conseguidas cuando el partido ya estaba liquidado.